EN VIVO DEPORTES



El atacante brasileño festejando se doblete. Foto: cortesía

Gabriel Jesús y el Arsenal apuntan alto

13/08/2022 | 12:31 pm


CARACAS.- El Arsenal sigue disfrutando de su flamante fichaje en ataque: Gabriel Jesús; quien volvió a brillar con los gunners al anotar un doblete en la victoria que obtuvieron los londinenses 4-2 contra el Leicester City en la segunda jornada de la Premier League.

En el trepidante fútbol del conjunto de Mikel Arteta, que corrió, combinó, desbordó, presionó y sometió a su adversario en la primera parte, el exatacante del Manchester City encaja a la perfección, más aún cuando encima es capaz de inventar un gol de la nada, prácticamente sin espacio para armar la pierna, rodeado de rivales dentro del área, y con el toque perfecto con el interior del pie derecho conectó directamente hacia la escuadra contraria. Golazo. 1-0.

El Arsenal ya había lanzado su juego mucho antes. Avisado por Fofana en los instantes iniciales, cuando Ramsdale surgió como salvador para los ‘gunners’, su reacción devoró al Leicester, sostenido primero por una parada de Ward, cuando Saka propuso un centro perfecto para el testarazo al otro lado de Xhaka, y superado después por el 2-0 de Gabriel Jesus a la media hora con un cabezazo al cobro de un córner.

Al delantero brasileño, rematador solo en el segundo palo, le faltó pegada después, entre el alivio de su oponente: el Leicester no se fue al intermedio con una goleada inasumible porque Jesús falló dos mano a mano frente a Ward, quien fue el responsable de que todo se quedara 2-0 al descanso.

La superioridad del Arsenal sólo la enturbió una falta de entendimiento de Saliba, que pensó en una cesión hacia su portero y se marcó un gol en propia puerta ya en el complemento. Su toque atrás de cabeza, cuando Vardy corría hacia el pase en largo, fue simplemente una anécdota fugaz. Instantes después, en el otro área, Ward le entregó el 3-1 a Gabriel Jesús, que se lo cedió a Xhaka a puerta vacía.

Ya había rebajado el ritmo el Arsenal, que se sintió de repente en un apuro, cuando Maddison marcó el 3-2 con una sensación de suma vulnerabilidad del portero Ramsdale con aún un cuarto de hora para el final, pero, como ocurrió antes, la respuesta fue a toda velocidad con el certero zurdazo del desbordante Martinelli, que repuso las cosas en su sitio y firmó el 4-2 definitivo.

EFE