EN VIVO DEPORTES



Plantilla rojiblanca en el partido que disputaron frente al cuadro "azulón". Foto cortesía: @Atleti

El Atlético le mandó un aviso al Madrid y el Barca

15/08/2022 | 03:55 pm


Getafe.- La conexión Joao Félix-Morata guió al Atlético de Madrid hacia una cómoda victoria 0-3 en el Coliseum Alfonso Pérez contra el Getafe, donde ambos desatascaron a un cuadro rojiblanco que se mostró brillante durante el primer cuarto de hora y principalmente efectivo con dos latigazos de su delantero que bastaron para abrir el camino hacia los tres puntos y darle el aviso al Real Madrid y Barcelona que los colchoneros pelearán por LaLiga.

El Getafe recibió un par de golpes muy duros cuando no los merecía; sin embargo, la calidad de Joao Félix y la efectividad de Morata fueron demasiado para los hombres de Quique Sánchez Flores. Y que mientras que el Atlético metió casi todas las ocasiones que tuvo, los locales fallaron oportunidades muy claras que podrían haber cambiado el destino del encuentro.

Diego Simeone tomó el camino del dicho que dicta “aquello que funciona no se toca” y apostó por darle continuidad al once y al sistema con el que goleó 0-4 en el último partido de pretemporada a la Juventus. Con Witsel de nuevo en el centro de la defensa, con otro nuevo como Nahuel Molina en la derecha, más los recuperados Morata y Saúl Ñíguez, inició el que sería su enésimo asalto al Coliseum.

El estadio del Getafe siempre se le ha dado muy bien al Cholo, que jamás ha perdido como visitante en el feudo azulón. Eso sí, todos los Getafe-Atlético de Madrid de la última década han sido compromisos insufribles. Era necesario un cambio por el bien del espectador y del aficionado al fútbol, que no quería iniciar el curso con otro duelo tedioso.

Al frente, Quique Sánchez Flores también apostó por la continuidad. Siguió con la tónica del curso pasado, el 5-3-2, exactamente el mismo sistema del Atlético y con prácticamente las mismas caras con las que salvó al Getafe del descenso en una misión imposible que completó con éxito en media temporada.

Sólo Duarte y Angileri representaron a los fichajes este verano. Mayoral, también apareció en el once, pero el ex del Real Madrid no es nuevo, pues ya estuvo cedido la pasada campaña. Seoane y Portu se quedaron en el banquillo, Kiko Casilla en la grada y Milla en la enfermería. Lo demás, lo mismo de siempre: Maksimovic, Arambarri, Djené, Soria… nombres conocidos de la etapa de Bordalás.

Ese guión sólo benefició al Atlético los primeros quince minutos y al final, cuando su rival hincó la rodilla con el tanto de Griezmann. En ese tiempo, dominó todos los conceptos del juego. Tuvo la pelota, la movió bien y rápido. Las transiciones funcionaban sin fisuras. Literalmente, era un equipo que carburaba como una máquina. Y aunque no hubo muchas ocasiones, sí se olía el gol.

Éste llegó y marcó el final de la buena primera parte rojiblanca. Un robo de Savic en el centro del campo que prolongó a Thomas Lemar, inició una pequeña obra de arte. Lemar le cedió la pelota a Joao Félix y el portugués se deshizo de Mitrovic con un toque sutil que aprovechó Morata con un toque con el exterior de primeras que superó a Soria.

El español firmó su quinto tanto en tres partidos. No ha podido tener mejor regreso. Hace lo que se le pide. Ni más, ni menos, que no es poco. Marcar goles vale mucho. Pero, en este caso, su tanto no confirmó el dominio de su equipo. Al revés. El Atlético levantó el pie del acelerador y el Getafe se echó arriba.

A lo largo de media hora arrinconó al equipo de Simeone y pudo empatar con un cabezazo de Ünal, un disparo lejano de Aleñá y un golpeo de Mayoral que acabó en el larguero de la meta defendida por Oblak.

El paso por los vestuarios no cambió la escena y a las primeras de cambio, Ünal se encontró con un mano a mano que envió por encima de la portería. El Atlético seguía con la cara del final de la primera parte, vivía de los réditos de sus quince primeros minutos brillantes y empezaba a jugar con fuego.

Sin embargo, de nuevo apareció la conexión Joao-Morata. Un error en la entrega de Mitrovic la aprovechó el jugador luso para cederle la pelota a su compañero, que con un zurdazo esquinado dentro del área, reventó la portería de Soria. Ahí se terminó el partido. El Getafe insistió, pero seguía empeñado en fallarlo todo. Y, tras otro remate de Mayoral clarísimo, Griezmann cerró una tarde en la que antes Joao Félix apuntó, Morata disparó y el Atlético es colíder.

EFE