lunes, julio 22, 2024
- Publicidad -

#EspecialUR Vinícius Jr. y otro episodio racista que mancha al fútbol español

- Advertisement -

CARACAS.- La tensión vivida el pasado domingo en el estadio Mestalla, en Valencia, podría significar un punto de quiebre entre el delantero brasileño Vinícius Jr. y LaLiga, con relación a los episodios racistas que ha sufrido el jugador del Real Madrid durante esta campaña.

Con 22 años, Vinícius está viviendo situaciones difíciles de digerir para cualquier futbolista profesional. En el foco del conflicto en cada partido del Madrid lejos del estadio Santiago Bernabéu en terreno español, cada reacción suya a una entrada, a una decisión arbitral, a una provocación verbal de un rival o al insulto de la grada, desata tempestades como la que vivió en Mestalla.

Luego de que aficionados del Valencia CF realizaran cánticos despectivos, que generó un momento de confrontación de los jugadores con la grada, parece que la paciencia del jugador llegó a su límite, pues acabó expulsado del compromiso en una nueva derrota para el cuadro merengue.

Es el noveno caso de racismo sufrido por Vinícius esta temporada, según los informes recogidos por LaLiga.

Finalizado el choque, el técnico Carlo Ancelotti afirmó que este hecho contra «Vini» ya lleva mucho tiempo y es necesario poner medidas que detengan dichas actitudes contra el futbolista.

La reacción del delantero no se hizo esperar y mediante un duro comunicado, exigió a LaLiga tomar medidas acordes contra los actos de racismo, al tiempo que acusó a dicha directiva de «normalizar» y no querer abordar el problema.

El presidente de la liga, Javier Tebas, no pasó por alto el comunicado del brasileño y le indicó que el organismo ha actuado oportunamente a cada situación y le aconsejó no «dejarse influenciar» por su entorno.

Fue como echarle más gasolina a la candela, por la poca empatía que mostró hacia lo sucedido.

Reacciones un día después

El conflicto continuó subiendo de tono la mañana de este lunes, con dos comunicados de los equipos involucrados. Por un lado, el Real Madrid informó sobre una denuncia ante la Fiscalía contra los delitos de odio y discriminación del jugador y pidió una investigación del caso.

Seguidamente, el jugador sostuvo un encuentro con el presidente del club, Florentino Pérez, quien le informó de primera mano las acciones tomadas en su defensa desde la institución.

Mientras tanto, el Valencia señaló en su escrito que aquellos aficionados que incurrieron en dichos actos racistas están plenamente identificados y expulsados de por vida de sus instalaciones.

Cuando se creía que el problema no podía escalar más de nivel, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luís Rubiales, salió en defensa de la estrella del Real Madrid y aseguró que existe un grave problema que «mancha a un equipo, a una afición, a un club y a un país».

Rubiales también contrastó las declaraciones de Tebas, a quien acusó de tener actitudes irresponsables ante esta situación y enfatizó que la Federación actuará con propiedad para sanear el balompié español.

Asimismo, el brasileño salió nuevamente al paso demostrando los múltiples sucesos de racismo que ha sufrido a lo largo de la temporada en LaLiga española.

En el material se pueden apreciar diferentes estadios del campeonato español como el Mestalla, el Metropolitano, el Camp Nou, José Zorrilla y Son Moix.

«Comprobado. Cada jornada fuera de casa trae consigo una sorpresa desagradable. Y esta temporada hubo muchas. Deseos de muerte, muñeco colgado, muchos gritos criminales… Todos registrados», denunció el carioca.

Trascendió al deporte

La situación de Vinícius le dio la vuelta al mundo, siendo tema central en los principales medios de Brasil y el continente. Esto trajo como efecto que diferentes personalidades fuera del deporte fijaran posición sobre el caso.

El primero en hacerlo fue el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien  condenó los ataques de racismo contra su compatriota y reiteró la necesidad de tomar acciones concretas.

La viceministra de Relaciones Exteriores del país suramericano, María Laura da Rocha, también repudió el hecho y exigió que LaLiga española le muestre una «tarjeta roja» a ese «crimen contra la humanidad».

En España, los políticos también alzaron su voz, hecho que coincidió con la semana final de la campaña electoral. La segunda vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, ofreció su solidaridad al jugador y detalló que estas acciones son»intolerables en una democracia sólida».

Por su parte, el ministro de Exteriores de España, José Manuel Albares, dijo que «el racismo es siempre repugnante» y «choca completamente contra los valores del deporte».

«La sociedad española es una sociedad mayoritariamente tolerante. Es una sociedad que rechaza claramente el racismo y desde luego, por parte del Gobierno de España no va a quedar ninguna duda ni ninguna cobertura sobre ninguna actitud de racismo, de intolerancia o de rechazo del pluralismo»

Por el bien del deporte y de la humanidad, hechos como el ocurrido a Vinícius Junior no deben repetirse jamás.

Alexis Bonilla Cedeño – Unión Radio

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -