EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Canciller alemana, Angela Merkel, y el expresidente polaco Lech Walesa

Merkel y Walesa evocan nacimiento de Solidarnosc como gran gesta polaca

29/08/2020 | 08:24 am


BERLÍN.- La canciller alemana, Angela Merkel, y el expresidente polaco Lech Walesa recordaron hoy, en sendos mensajes desde Varsovia y Berlín, el nacimiento del sindicato Solidarnosc como una gesta colectiva en el camino a la democracia de Polonia que marcó el camino a otros países detrás del antiguo Telón de Acero.

«Fue la mayor victoria de la historia de Polonia. Derribamos muros y bloques políticos. Construimos algo nuevo», afirmó Walesa, fundador del que fue el primer sindicato libre en la órbita comunista, en declaraciones que publica el periódico polaco «Super Express».

Para el expresidente polaco y Premio Nobel de la Paz 1983, el nacimiento de Solidarnosc fue posible porque sus militantes de entonces, los trabajadores de los astilleros de Gdansk, supieron «entender el signo de los tiempos» y persistieron en una huelga que abrió «la brecha decisiva» en el entonces régimen satélite de Moscú.

Walesa hizo estas declaraciones ante el 40 aniversario del 31 de agosto de 1980. Ese día se firmó el acuerdo por el que los obreros en huelga de los astilleros Lenin pudieron crear su propia organización sindical independiente.

Fue un hito en la lucha sindical, al que siguió un año después la ilegalización de Solidarnosc por la ley marcial del general Wojciech Jaruzelski. El sindicato siguió actuando, desde la clandestinidad, hasta que en 1989 se firmó el acuerdo para la transición pacífica a la democracia, que un año después convirtió a Walesa en el primer presidente polaco elegido por sufragio universal.

La fecha del 31 de agosto y el nacimiento de Solidarnosc se consideran puntales para el inicio del fin de varias dictaduras de los países satélites de la extinta Unión Soviética.

EL MENSAJE DE BERLÍN

Merkel dedica su vídeo-mensaje semanal a sus conciudadanos a ese mismo aniversario y recuerda la trascendencia de la lucha impulsada desde Gdansk tanto para Polonia como para el resto de Europa.

«Su protesta valiente logró cambiar a mejor la situación. Salieron adelante con su grito a favor de la justicia y la libertad», afirma la líder alemana.

El acuerdo del 31 de agosto de 1980 dio consistencia al sindicato nacido de la lucha en esos míticos astilleros. La «voluntad de ser libres de los polacos puso en marcha a otras sociedades del este de Europa hasta lograr la caída del Telón de Acero», apunta Merkel.

La canciller, crecida en territorio de la comunista República Democrática Alemana (RDA), recuerda a ese respecto la experiencia de su propio país y la revolución pacífica que llevó, en noviembre de 1989, a la caída del muro de Berlín levantado por el régimen germano-oriental.

Alemania celebrará este año el 30 aniversario del Tratado de Unidad, suscrito asimismo un 31 de agosto -en 1990-, y que entró en vigor el 3 de octubre de ese año. Fue el resultado de una negociación dirigida por el entonces canciller Helmut Kohl entre la República Federal de Alemania (RFA), la RDA y las cuatro potencias aliadas que derrotaron en 1945 al nazismo -Francia, Reino Unido, EE.UU. y Unión Soviética-.

«Cuando este año evoquemos esa fecha, recordaremos también a los trabajadores de Gdansk», apunta Merkel en su mensaje. «Las mujeres y los hombres de Solidarnosc son héroes europeos que también me marcaron a mi», sostiene la canciller, desde su condición de ciudadana que pasó su infancia y juventud bajo un régimen comunista y que entró en política con la reunificación alemana.

EFE