lunes, julio 15, 2024
- Publicidad -

Schroder le ganó la pulseada a Doncic por el primer lugar

- Advertisement -

CARACAS.- Alemania terminó imponiéndose 100-71 a Eslovenia liderados por el base Dennis Schroder con 24 puntos y 10 asistencias.

Pese a los 23 puntos de Luka Doncic, que fue de más a menos, la selección balcánica se vio superada por el físico, la energía y el juego coral del conjunto centroeuropeo, en el que Schroder estuvo bien secundado por Daniel Theiss (14 puntos), Isaac Bonga (12) y Moritz Wagner (10).

Tras este resultado, Alemania se medirá en los cuartos de final con el segundo clasificado del grupo L (Letonia, Brasil, Canadá y España). Eslovenia, por su parte, se enfrentará al primero.

Pese al desenlace, Doncic dominó el primer cuarto (11-25). Alemania optó por marcarlo con un único defensor, Bonga, y la estrella de los Dallas Mavericks anotó 12 puntos en siete minutos. Era imparable en el poste bajo para el conjunto germano, que se vio lastrado por un episodio extradeportivo.

Schroder, que había empezado entonado, discutió con el técnico Gordon Herbert en un tiempo muerto a mediados el primer cuarto y éste lo sentó en el banquillo. El combinado centroeuropeo entró en barrena y no reaccionó hasta la reaparición del base en el segundo periodo.

Alemania subió un par de peldaños la intensidad defensiva y negó el poste bajo a Doncic con más vigilancia.

La estrella de Eslovenia empezó a fallar tiros forzados y el combinado germano pudo correr a lomos de Schroder, que anotó y asistió para ponerse por delante al descanso (38-34, 29-9 de parcial), secundado por los triples de Obst.

La desigualdad aumentó tras el paso por vestuarios. Mucho más enérgica, Alemania asfixió a Eslovenia y voló en ataque, de nuevo con Schroeder al mando.

El base castigó la pasiva defensa rival con siete puntos seguidos y cuando doblaron la presión sobre él se dedicó a repartir juego. Fueron Theis, Bongay y Giffey los encargados de ampliar la renta (66-45, min.28).

Eslovenia insinuó una tímida reacción entre el final del tercer cuarto y el inicio del último, pero Alemania la cortó de raíz con la aportación destacada de Moritz Wagner en los dos lados de la pista. A falta de seis minutos, la selección balcánica sentó a Doncic y tiró la toalla (100-71, final).

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -