EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Embajador de España en Honduras conmemora centenario de muerte de Cervantes

El embajador de España en Honduras, Miguel Albero, expuso hoy la conferencia «La espera, una visión literaria», como parte de los actos conmemorativos de los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes

21/04/2016 | 07:49 pm


Tegucigalpa, 21 abr (EFE).- El embajador de España en Honduras, Miguel Albero, expuso hoy la conferencia «La espera, una visión literaria», como parte de los actos conmemorativos de los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes auspiciada por la Universidad Nacional Autónoma (UNAH) del país centroamericano.

Alberto, quien además es escritor, destacó las actividades que han desarrollado diversas instituciones con ocasión del cuarto centenario de la muerte de Cervantes, que han incluido concursos, conferencias y exposiciones sobre la vida del autor de «Don Quijote de la Mancha».

En lo que a la UNAH respecta, desde el día 14, hasta el 25, ha venido desarrollando una jornada cultural conmemorativa a los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Por su parte, la Presidencia de Honduras y el Despacho de Estrategia y Comunicaciones, en coordinación con la Embajada de España y el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET), inauguraron una exposición sobre la vida y obra de Cervantes.

La muestra, con acceso para todo el público, fue inaugurada en uno de los muros externos de la Casa Presidencial por la ministra asesora de Comunicaciones y Estrategia, Hilda Hernández, el embajador Albero y el director del CCET, Joaquín Benito.

El embajador de España destacó hoy en la conferencia que «el español es el único idioma en el que utilizamos el mismo verbo para esperar, de anhelar, y esperar, de aguardar».

«La mayoría de los idiomas tienen verbos distintos para estas dos cosas y esto, desgraciadamente para todos los que habitamos en el territorio de La Mancha, como decía Carlos Fuentes, a los que hablamos el idioma español nos convierte en seres pasivos porque esperamos esperando», agregó.

Explicó que «en lugar de ir a por las cosas, nos quedamos esperando a que las cosas sucedan», aunque «eso no siempre fue así», y que la primera premisa es que «la espera está hecha de tiempo», pero «no está hecha de tiempo cronológico».