lunes, julio 15, 2024
- Publicidad -

Alcaraz trascendió sin brillo pero con oficio

- Advertisement -

LONDRES.- Sin excesivo brillo, pero con el aprendizaje hecho respecto al año pasado, esta vez Carlos Alcaraz no quedó deslumbrado por la inmensidad de la Catedral del tenis y dio un nuevo salto en Wimbledon al vencer, con más oficio que otra cosa, al francés Alexandre Muller por 6-4, 7-6 (2) y 6-3.

«Soy un chico que aprende rápido«, expuso el murciano al rememorar cómo el año pasado Jannik Sinner se aprovechó de su inexperiencia en la pista central para hacerle daño. El italiano le venció y también le dio una lección que puso en práctica este viernes ante, eso sí, un rival de varios quilates por debajo de Sinner.

Salió más tranquilo a la pista, aunque sorprendido por el nivel de un Muller que no se dejó amilanar y que explicó en pista cómo había ganado a Arthur Rinderknech en primera ronda, mucho mejor jugador en hierba que él. Acostumbrado a los Challengers, su territorio natural, Muller salió cómodo en su primera presencia en un escenario como este.

Incluso con una ventaja considerable, Alcaraz no se pudo desconectar, porque Muller, disfrutando de la situación, tenía mucho más peligro que Jeremy Chardy en primera ronda.

Triunfo en tres sets, sin excesivo desgaste y perfecto para volver a saltar a pista este sábado, cuando se mida al chileno Nicolás Jarry o al australiano Jason Kubler. Alcaraz sigue dando los pasos necesarios en Wimbledon.

También puede leer: Rune pone alto las aspiraciones de Carballés

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -