EN VIVO DEPORTES



Max Verstappen y Sergio Pérez, pilotos de Red Bull. Foto cortesía: @redbullracing

Red Bull es el dominador absoluto de la Fórmula 1

28/08/2022 | 11:36 am


CARACAS.- Una nueva exhibición de poderío y dominio arrollador del equipo Red Bull lo consagran como los reyes de la Fórmula 1 actual, ya que una vez más Max Verstappen demostró que no tiene rival al cual enfrentarse, desde hace varias fechas el neerlandés compite contra él mismo, y hoy probó que tiene todos los elementos necesarios para imponer su voluntad en la máxima categoría del automovilismo al partir desde el lugar 14 y subirse a lo más alto del podio del GP de Bélgica con suma facilidad.

Una tarde redonda para la marca de bebidas energéticas, pues no conforme con el triunfo de su líder indiscutible, consiguieron el 1-2 en el circuito de Spa-Francorchamps al tener a su otro piloto, Sergio Pérez, en la segunda colocación, gracias al sobrepaso que hizo sobre un Carlos Sainz, quien volvió a «salvar» el honor de Ferrari que se tuvo que conformar con el último lugar del top tres.

Precisamente fueron Sainz y Pérez, respectivamente, quienes arrancaron la carrera desde la primera fila de la grilla; Fernando Alonso (Alpine) se ubicaba en el tercer lugar y detrás tenía a las flechas plateadas de Mercedes con Lewis Hamilton delante de su compatriota británico George Russell; en la mitad del pelotón se encontraban Max Verstappen y Charles Leclerc (posiciones 14 y 15, respectivamente) debido a las penalizaciones que sufrieron por cambiar varios implementos en sus motores.

Pese a que el actual campeón del mundo largaba desde atrás, todas las apuestas lo daban como favorito para alzarse con la victoria, pues en la jornada de ayer mostró el gran ritmo que tiene su RB18 con el nuevo motor, tanto así que consiguió quedarse con la pole position por delante del español de Ferrari y el mexicano de Red Bull.

Pero su llegada a lo más alto del clasificador tendría que esperar 12 vueltas (de las 44 a las que estaba pautada la carrera). En un comienzo, Sainz salió disparado de la grilla apenas se apagaron las luces de los semáforos, poniendo terreno de por medio entre él y «Checo» Pérez que no tuvo el mejor de los arranques y fue superado tanto por Alonso como por Hamilton para quedar, momentáneamente, cuarto con Russell al acecho.

Sin embargo, la suerte estaría de su lado al final de la recta de Kemmel, antes de las curvas 4 y 5, pues los campeones del mundo estaban enfrascados en una lucha por el segundo lugar que llevó a que ambos se tocaran y Hamilton, el claro responsable del accidente, terminó quedando fuera de competencia, mientras que el español de Alpine se mantuvo tercero y solo perdió la posición con Pérez.

Unos puestos más atrás, ya Verstappen y Leclerc habían escalado hasta el octavo y décimo lugar, respectivamente, por lo que la remontada estaba empezando a cocinarse.

El choque antes mencionado provocó que el Safety Car hiciera su aparición en pista para recoger los escombros que había propiciado este y el incidente de Nicholas Latifi (Williams) con Valtteri Bottas (Alfa Romeo), quien también tuvo que abandonar la carrera al quedar atrapado en la trampa de grava.

Ferrari hizo que Leclerc entrara a boxes apenas en el segundo giro para cambiar sus neumáticos blandos (rojos) por los de gama media (amarillos), mientras que Red Bull siguió con su estrategia inicial y dejó al neerlandés en pista con su cauchos blandos para que continuara ascendiendo rápidamente.

Decisión que terminó siendo la correcta, pues ya en el giro 10 de competencia estaba a la par de los líderes (Sainz y Pérez) mientras que el monegasco debía remar, una vez más, desde el fondo del pelotón para llegar a la delantera.

Verstappen asumiría el liderato dos vueltas más tarde luego de tener una pequeña pelea con su compañero, quien no quería dejarlo pasar, y con la parada de Sainz, que montó también los medios, para empezar a administrar la diferencia desde el frente.

Sin embargo, el Cavallino Rampante volvería a liderar más adelante, cuando «Mad Max» y «Checo» tuvieron que ir a los pits por un nuevo juego de neumáticos para no perder rendimiento. Tres vueltas tardaría Red Bull en ponerse a la vanguardia del GP de Bélgica (el cual fue renovado para el año que viene), ya que superaron a Sainz como si estuviera «parado» al final de la larga recta que está después de la mítica curva de Eau Rouge.

Segundos antes, Leclerc había escalado hasta el cuarto puesto y estaba encima del RB18 del mexicano, pero su bloqueo fue como una cachetada en la cara del monegasco que al no poder superarlo se vino abajo con el rendimiento y terminó cayendo al quinto, ya que Russell lo superó sin inconvenientes al tener un mejor auto.

Las vacaciones no cambiaron absolutamente nada en el panorama de la F1. Red Bull continúa siendo el mejor equipo de la competencia con un ritmo arrollador, mientras que quien se alzaba como su rival por el título, Ferrari, siguen saboteándose a sí mismos con sus estrategias erradas, malos cálculos al momento de pedir las detenciones y la falta de coraje para tomar las decisiones más difíciles.

Hecho que quedó en evidencia cuando le consultaban al mismo Leclerc cuál compuesto consideraba mejor para la segunda parada, cuando ya habían perdido completamente el tren de los líderes. Con su coequipero aplicaron la estrategia más lógica, calzar los neumáticos duros (blancos), pero aunque sus tiempos eran buenos al principio, poco tiempo después se vio en apuros cuando Russell le iba descontando de a un segundo por vuelta para intentar llegar al podio.

Finalmente, esto no sucedió. Red Bull no tuvo problemas en conseguir el 1-2 adelante con una más que cómoda ventaja sobre sus perseguidores; Sainz llegó tercero con lo justo sobre el único piloto de Mercedes en competencia; Leclerc acabó sexto, superado por Alonso, puesto que el equipo lo hizo parar otra vez para quitarle el récord de vuelta a Verstappen, y así el punto adicional, pero en lugar de ello, perdieron la posición con el español de Alpine debido a que fue penalizado con cinco segundos por superar el límite de velocidad en la recta de los boxes.

Esteban Ocon (Alpine), Sebastian Vettel (Aston Martin), Pierre Gasly (AlphaTauri) y Alex Albon (Williams) completaron los diez primeros.

Verstappen ahora suma 284 puntos y amplia a 93 la ventaja en el campeonato de pilotos con respecto a quien marcha segundo, que ahora es su compañero Pérez con 191, quien superó a Leclerc una vez más para dejarlo en la tercera colocación con 186 unidades.

Asimismo, el neerlandés consiguió la victoria número 28 de su carrera en la F1 y la novena de la presente temporada, por lo que está más cerca de obtener su segundo campeonato del mundo en una categoría donde, hoy por hoy, no hay quien le haga frente al rey absoluto.

Deinelbith Blanco/Unión Radio