EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Abu Sayyaf consiguió dos millones de dólares por liberar en abril a 14 pescadores indonesios. Foto AP.

Abu Sayyaf secuestra dos marineros de un barco con bandera surcoreana

21/10/2016 | 08:54 am


BANGKOK.- Las autoridades filipinas informaron este viernes del secuestro de dos marineros tras el ataque contra un barco de bandera surcoreana por parte de presuntos miembros del islamista, Abu Sayyaf, grupo asentado en el sur de Filipinas que ha jurado lealtad al Estado Islámico.

Unos diez asaltantes, identificados como militantes del grupo extremista, abordaron el navío de carga el pasado jueves y raptaron al capitán y a un miembro de la tripulación de nacionalidad surcoreana y filipina, respectivamente, según lo informó el portavoz militar, Filemon Tan, al canal filipino ABS CBN.

El carguero Dong Bang Giant 2, de unas 11.400 toneladas de peso, había partido de Corea del Sur con destino a Australia y fue atacado en aguas filipinas.

Según Tan, esta es la primera vez que Abu Sayyaf dirige ataques contra un gran navío ya que, en otros anteriores, los islamistas se han centrado en pequeños barcos de pescadores.

Un puñado de excombatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética fundó Abu Sayyaf en 1991 en la isla de Basilan, en el sur de Filipinas.

La banda destacó desde un principio por sus acciones violentas y con el tiempo por los secuestros, incluidos en la vecina Malasia, con los que se financia.

Abu Sayyaf recobró notoriedad internacional este año cuando mató a los canadienses John Ridsdel y Robert Hall, que había secuestrado en Filipinas en septiembre de 2015 junto al noruego, Kjartan Sekkingstad y la filipina, Marites Flor.

Ridsdel murió decapitado en abril y la cabeza de Hall apareció en junio delante de la catedral de Joló, la capital de la sureña provincia del mismo nombre. Por su parte, Flor recobró la libertad en junio y el noruego, en septiembre.

Conforme a fuentes militares, Abu Sayyaf, que ha secuestrado este año a varios pescadores indonesios y malasios, retiene en el sur de Filipinas a otros dos indonesios, cinco malasios, cuatro filipinos y uno holandés.

EFE