martes, julio 23, 2024
- Publicidad -

Cerrar la selva del Darién, el discurso antimigración presente en las elecciones en Panamá

- Advertisement -

BAJO CHIQUITO.- El discurso antimigración se coló en la campaña electoral en Panamá, que concluye este jueves antes de las elecciones del 5 de mayo, con candidatos que prometen «cerrar» la selva del Darién, la frontera natural con Colombia, mientras otros, con un tono más conciliador, tachan esa propuesta de «irreal», destacando que la clave es una mayor lucha contra la trata y el apoyo a los países de origen.

Uno de los más duros es el antiguo ministro de Seguridad Pública José Raúl Mulino, que lidera las encuestas a pesar de su candidatura inesperada, al sustituir in extremis al inhabilitado expresidente Ricardo Martinelli.

«Parar la migración esa, yo cierro el Darién», dijo rotundo a un pequeño grupo de periodistas, entre los que se encontraba EFE, durante una caminata como parte de su campaña electoral en el extrarradio de la capital.

Mulino aseguró que pediría apoyo a los países de la región implicados en el flujo migratorio, como Colombia y Estados Unidos, al entender que «Panamá no es un país de tránsito» y que muchos migrantes son víctimas de trata: «Vamos a cerrar Darién y vamos a repatriar a todas estas personas como corresponda».

¿Pero cómo espera cerrar 266 kilómetros de frontera terrestre de selva?

 «No sé, a lo mejor si gana (Donald) Trump le digo que me eche una paladita de cemento acá, para hacer otro muro», bromeó.

En el otro extremo de la intención de voto, sin apenas posibilidades, está la independiente Zulay Rodríguez, que comparte un mismo mensaje: “Cerrar la frontera”, sentenció tajante a EFE al preguntarle por la crisis migratoria en Darién, por donde ya han pasado más de 130.000 personas en lo que va de año en su camino hacia Norteamérica.

Rodríguez ha mantenido un fuerte discurso antimigración desde el hemiciclo al tener una férrea posición en contra de la comunidad venezolana, que supone más del 60 % de los migrantes que cruzan el Darién, y que en Miami llegó a nombrarla “persona non grata”.

El abogado internacionalista y activista de derechos humanos Iván Chanis se muestra indignado ante estas posturas, ya que «toda persona tiene derecho a cambiar de lugar de residencia y de su movilidad (…), pero últimamente se ve al migrante como un criminal y este cambio de política pública, hacia ver a las personas en condición de movilidad como un infractor de la ley y no como una persona que está buscando una mejor oportunidad de vida, es un cambio profundamente preocupante hacia el trato de un país como Panamá».

«Es preocupante que candidatos digan que se va a cerrar el Darién. Uno porque le quita legitimidad a una problemática profunda, y dos es un engaño, porque es totalmente demagogia y populismo, no se puede cerrar una frontera como tal, no se puede cerrar una frontera con las particularidades de la frontera del Darién. Por más que quisieran es im-po-sible (remarca las sílabas), es humanamente imposible», afirma a EFE vía telefónica.

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -