jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

Tiburones avanzó a la final y quiere que este sea su año

- Advertisement -

CARACAS.- Los Tiburones de La Guaira lograron su objetivo. La novena del litoral central volverá a decir presente en una final de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional después de 10 años de ausencia; gracias a su victoria de este sábado 8-5 ante los Tigres de Aragua.

Todo quedará entre los «eternos rivales» de la capital del país. Uno de ellos buscará quedarse nuevamente con la gloria a partir del próximo martes, cuando dé inicio la fase definitiva del torneo criollo.

Final que será sumamente especial para ambas novenas, ya que no se ven las caras en esta instancia desde la temporada 1986-1987. En ese entonces, Caracas barrió a su rival 4-0 y tomó venganza de la definición anterior, la cual quedó en manos del equipo guairista.

Ese fue el último título que lograron levantar los Tiburones en su historia y le dio pie a una sequía de 36 años sin celebraciones. Una racha que estuvieron muy cerca de romper en la 2011-2012, cuando se enfrentaron a los Tigres de Buddy Bailey y perecieron por 4-2. Desde ese momento, no volvieron a llegar a una final hasta el día de hoy.

Para esto contaron con el apoyo de más de 18,000 fanáticos que colmaron las tribunas del Estadio Universitario y no dejaron de apoyar a su equipo. Entre ellos Francisco «Kid» Rodríguez, quien dijo presente en el recinto para brindarle sus mejores deseos al equipo de sus amores.

La Guaira sabía que dependía de sí mismo para sellar su clasificación. Una victoria más era lo único que necesitaban para cumplir con la misión. Pero una derrota significaba que habría un juego extra mañana contra el ganador del Cardenales vs Magallanes.

Conscientes de ello, la toletería local salió decidida a hacerle daño al inicialista aragueño, Cristopher Molina. Franklin «Kaki» Barreto fue el que pegó primero. El guardabosques hizo gala de su poder y disparó su segundo jonrón de la fase para remolcar a Maikel García. Esto le dio dos de ventaja a La Guaira en el 1er inning.

Los de la carretera lograron recortar las distancias a la altura del 3ro. Carlos Tocci pegó un elevado de sacrificio para impulsar a Johan López desde la antesala en un pisa y corre.

Una entrada más tarde, «Balbineitor» y Ángel Reyes volvieron a poner a los Tigres en su sitio. Ambos bateadores marcaron su territorio al combinarse para dar un Back to back y aumentar la diferencia en el resultado (5-1).

También le puso fin a la labor de Molina sobre el morrito, quien se llevó la derrota por los visitantes luego de 2.1 episodios. El diestro visitante se marchó con cinco rayitas permitidas, misma cantidad de hits y tres cuadrangulares.

Ya con una ventaja más amplia, el mánager de casa, Henry Blanco, esperaba que su abridor, Ricardo Pinto, pudiera realizar un largo recorrido en el choque, pero esto no fue posible.

El estratega le quitó la pelota al derecho en el 4to capítulo, luego de que Johan López volviera a poner en carrera a los bengalíes con un sencillo productor de dos. «Cafecito» Martínez y Dennis Ortega fueron quienes pisaron el palto.

Maikel García fue el que se alzó como el protector de la victoria para los Tiburones durante la noche. El campocorto demostró, una vez más, que es el bate más encendido de los salados al propinar su segundo jonrón de la fase para colocar la pizarra 6-3 en el 4to.

Carrera que terminó resguardando el triunfo parcial de los suyos, ya que Carlos Rivero sacó a relucir su poder en la caja de bateo en el 5to para colocar la situación por una carrera (6-5) gracias a un bambinazo de cuatro esquinas con un hombre a bordo.

Esto fue lo más cerca que estuvo la novena de Wilfredo Romero de discutirle la victoria del compromiso a los Tiburones.

Los lanzadores felinos continuaron en su tónica dubitativa de la última semana. Ángel Padrón y Guillermo Moscoso acabaron por permitirle dos rayitas más a su contrincante en los capítulos finales que conformaron el marcador definitivo.

Eduabray Ramos cargó con la responsabilidad de sacar los tres outs finales. El derecho no falló en su nuevo papel como cerrador del equipo. Retiró el episodio por la vía del uno, dos y tres y La Guaira, finalmente, volverá a decir presente en una final de la LVBP. Resultado final 8-5.

Arnaldo Hernández (3-0) se adjudicó el lauro de la clasificación y el mencionado Ramos con el salvamento.

El próximo martes dará inicio la batalla por ser el nuevo monarca de la pelota venezolana. Dicho ganador tomará el testigo de los Navegantes del Magallanes como los nuevos representantes del país en la Serie del Caribe. Torneo que, además, tendrá a un equipo capitalino como flamante represente del tricolor nacional.

Deinelbith Blanco/Unión Radio

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -