sábado, julio 20, 2024
- Publicidad -

Djokovic llevó el conflicto de Kosovo a Roland Garros

- Advertisement -

París.- Novak Djokovic fue el centro de la polémica en Roland Garros al llevar a la tierra batida la situación que se vive en Kosovo.

Dos días después de que la guerra de Ucrania «aterrizara» en Grand Slam, por el rechazo de la ucraniana Marta Kostyuk a saludar a su rival bielorrusa Aryna Sabalenka, un nuevo conflicto político dice prsente en el certamen.

«¡Kosovo es el corazón de Serbia! Stop a la violencia», escribió el jugador en la cámara que el torneo pone a disposición de los ganadores en la pista central.

Una clara referencia a la tensión creciente en ese territorio que declaró su independencia, la cual no es reconocida por numerosos países, y donde la minoría serbia no reconoce la autoridad de Pristina.

El problema es que el reglamento del certamen prohíbe mensajes políticos en la pista. Es por ello que la directora del torneo, Amelie Mauresmo, aseguró que están estudiando la situación.

«Vamos a ver, a hablar con él para saber qué quiso decir en realidad. No nos precipitemos», dijo la ex número 1 del mundo en la televisión pública francesa.

La situación puede ser comprometida para Roland Garros frente a un jugador tan influyente como Djokovic, el actual número 3 del ránking mundial. Además, el serbio busca su tercera corona en París para completar así las 23, que lo convertiría en el tenista con más «grandes» de la historia.

En rueda de prensa posterior, «Nole» trató de evitar las polémicas. Pero señaló que «como hijo de una persona nacida en Kosovo hay una responsabilidad adicional para apoyar al pueblo y a toda Serbia».

Esta no es la primera vez que el tenista se pronuncia en contra de la independencia de ese territorio.

En 2008, cuando Pristina la declaró, Djokovic dijo atravesar «uno de los peores momentos» de la historia del país y aseguró: «Estamos dispuestos a defender lo que nos pertenece».

Esta nueva polémica se produce dos días después de la que protagonizaron Sabalenka y Kostyuk. La ucraniana se negó a saludar a la bielorrusa y la acusó de no posicionarse de forma tajante en contra de la guerra.

Sabalenka dijo que «nadie en este mundo, incluidos los atletas rusos y bielorrusos, apoya esa guerra». Pero eso no fue suficiente para la ucraniana, que le respondió con «que no hable en nombre de otros, que hable en el suyo propio».

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -