martes, julio 23, 2024
- Publicidad -

Tensa relación entre Ecuador y Argentina por fuga de exministra

- Advertisement -

QUITO.BUENOS AIRES.-Las relaciones entre Ecuador y Argentina se encuentran en un momento tenso tras el anuncio de la expulsión de sus respectivos embajadores por la fuga a Venezuela de la exministra correísta María de los Ángeles Duarte, pero no han llegado al extremo de la ruptura de relaciones diplomáticas.

Duarte, que formó parte de la administración del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017), abandonó la residencia de la embajada de Argentina en Quito en la que se había refugiado durante más de dos años y medio para no ir a prisión por una condena de ocho años de cárcel por corrupción.

Lo hizo después de que el Gobierno de Argentina, presidido por el peronista Alberto Fernández, le concediese el asilo que había solicitado, pero el de Ecuador, que preside el conservador Guillermo Lasso, se opuso a entregarle un salvoconducto para que viajase a Buenos Aires sin ser detenida.

Aunque sobre la salida de Duarte se conoció la noche del lunes, se desconoce aún el momento exacto que abandonó la residencia de la embajada argentina, así como la forma en que se desplazó a Venezuela, donde el martes llegó a la sede diplomática de Argentina en Caracas, cuyo Gobierno no se ha pronunciado sobre el asunto.

EXPULSIÓN DE EMBAJADORES

En medio de las investigaciones en torno a la fuga de Duarte, el martes Quito anunció la expulsión del embajador argentino, Gabriel Fuks, tras declararlo persona «non grata», a raíz de lo cual Buenos Aires solicitó también al embajador ecuatoriano, Xavier Monge, que se retire del país.

Argentina aseguró que tomó con «sorpresa» y «tristeza» la decisión del Gobierno de Guillermo Lasso, por el «desacuerdo» de brindar un salvoconducto por el asilo a la exministra ecuatoriana.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Juan Carlos Holguín, argumentó la expulsión de Fuks por una pérdida de confianza en el diplomático, en cuya residencia estaba refugiada Duarte, una decisión que Buenos Aires consideró «incomprensible».

En Quito no solo creen que el embajador argentino tuvo «inconsistencias» al explicar los hechos, sino que además no ha atendido su pedido de entregar material y documentos como las grabaciones de las cámaras de seguridad.

El Gobierno de Argentina sostiene que Duarte se marchó supuestamente en el transcurso del fin de semana y sin previo aviso de su embajada en Quito, donde llevaba refugiada desde el 20 de agosto de 2020 junto a su hijo menor de edad, de nacionalidad argentina.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -