jueves, julio 25, 2024
- Publicidad -

Bayern Múnich no levanta cabeza

- Advertisement -

CARACAS.- Bayern Múnich sigue cayendo en picada en la Bundesliga al ser derrotado este sábado por 3-2 a manos del debutante Heidenheim.

El conjunto de Thomas Tuchel se quedó sin argumentos. Cayó de mala manera frente al Heidenheim que apabulló a su adversario en la segunda parte.

Bayern, campeón en las últimas once temporadas seguidas, le entregará su corona al Bayer Leverkusen, que podría coronarse la próxima jornada.

A falta de seis jornafechas das para el cierre del curso, Bayern Mùnich quedó a 16 puntos del liderato. Pero tiene a solo tres al Stuttgart, que le puede arrebatar la segunda plaza.

La segunda derrota seguida del Bayern fue impensable. Apuntaba a una reacción, herido en su orgullo y con el compromiso ante Arsenal por la Champions el martes.

Esa sensación dio en la primera parte cuando de la mano de Serge Gnabry alcanzó el intermedio con una ventaja de 0-2. El primero fue en el 38, cuando Harry Kane aprovechó un pase de Gnabry para romper la igualdad.

El segundo fue en el 45. Un pase desde la izquierda de Alphonso Davies lo cabeceó a la red Gnabry.

Pero todo cambió después en un abrir y cerrar de ojos. Frank Schmidt arriesgó y ejecutó tres cambios en el intermedio. Sacó al campo a Marmon Busch, Kevin Sessa y Marvin Pieringer, actores principales después en el giro del partido que llegó en dos minutos.

En el 50 acortó distancias en un saque largo del meta que recibió Marvin Peringer que, de espuela, centró a Kevin Sessa que marcó.

Y en el 51, un centro desde la izquierda de Niklas Beste al área, largo, preciso, fue aprovechado por Tim Kleindienst que se adelantó a los centrales y volvió a batir a Sven Ulreich.

La defensa bávara quedó en evidencia, marcada. No hubo reacción. Mathys Tel pudo marcar en el 68 para el Bayern, tampoco Harry Kane. Más por impulso que por juego.

Pero Heidenheim no se dio por contento con la igualdad. Amenazó Kevin Sessa en el 73 y seis después, en el 79, una acción veloz por la derecha de Omar Traore acabó con un centro a Marvin Pieringer. La acompañó Tim Kleindienst, solo otra vez que no falló y en cuanto recibió el balón lo mandó a la red.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -