jueves, febrero 29, 2024
- Publicidad -

Detienen en Argentina a los líderes de una red que traficaba armas a Brasil

- Publicidad -

BUENOS AIRES.-La policía detuvo en Argentina a los líderes de una red de tráfico ilegal de armas que era proveedora, vía Paraguay, de las organizaciones criminales brasileñas Primer Comando de la Capital (PCC) y Comando Vermelho, informaron este sábado fuentes oficiales.

«Diego Dirisio y Julieta Nardi, líderes de una red de tráfico de armas que abastecía a la organización narcocriminal PCC de Brasil, adentro», dijo este sábado la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, a través de la red social X.

La pareja, quienes estaban bajo una orden de captura internacional librada por la Justicia de Brasil, fue detenida por miembros de la Policía Federal de Argentina que integran Interpol (policía internacional).

Según informaron fuentes oficiales, luego de una extensa investigación, agentes federales de la División Investigaciones Federal de Fugitivos y Extradiciones, detuvieron este viernes en la provincia argentina de Córdoba (centro) al empresario Diego Hernán Dirisio y a su pareja, la exmodelo paraguaya Julieta Nardi.

Los detenidos tenían pedido de captura internacional con notificación ‘índice rojo’ desde el 5 de diciembre de 2023, a solicitud del Segundo Juzgado Federal Criminal de la Sección Judicial del Estado de Bahía (noreste de Brasil), por los delitos de “tráfico internacional de armas, lavado de dinero y organización criminal”.

Según informó el Ministerio de Seguridad de Argentina en un comunicado, «los hechos investigados por la Justicia brasileña determinaron que el involucrado junto a su pareja formaban parte de una maniobra criminal que culminó con la internalización de armas de fuego en territorio brasileño».

De acuerdo al comunicado, Dirisio presidía una empresa dedicada al comercio de armas de fuego y su pareja era la vicepresidenta de la firma, «formando parte de un esquema criminal articulado que se dedicaba al tráfico internacional de armas».

La empresa importaba armas de Croacia, Turquía, República Checa y Eslovenia y era ingresado a Paraguay de forma legal, pero, producto de maniobras ilícitas, las ingresaban luego a Brasil.

Los giros de dineros y pagos de fondos eran enviados desde Paraguay a Estados Unidos y, desde allí, a Europa.

«La tramitación de la importación era llevada a cabo por la Dirección de Materiales Bélicos en Paraguay, la cual también se vio afectada a la investigación ya que su máximo responsable habría pasado por alto algunos estándares de control, para facilitar tanto la entrada como la salida del país del armamento suministrado por dicha firma», señala el comunicado.

Según la nota oficial, desde 2012 la empresa importó 25.000 armas supuestamente vendidas en Paraguay, pero que fueron desviadas hacia los grupos terroristas PCC y el Comando Vermelho (Comando Rojo), también de Brasil.

Los lotes de armas los adquiría un tercero, quien era el que tenía contacto con los grupos en Brasil, el cual, para justificar las supuestas transacciones, hacían pequeñas ventas de dos a tres armas a personas que no tenían capacidad financiera, muchas de ellas, empleados, jornaleros o estudiantes.

También le puede interesar: Argentina atraviesa ola de calor con más de 40 grados

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -