viernes, julio 19, 2024
- Publicidad -

Massa y Milei a la caza de votos para el balotaje en Argentina

- Advertisement -

BUENOS AIRES.- Los candidatos a la Presidencia de Argentina, el oficialista Sergio Massa y el libertario Javier Milei, se lanzan a una intensa cacería de votos cuando este domingo restan dos semanas para la segunda vuelta electoral en el país suramericano.

Con vistas al tramo final de la campaña, ambos postulantes intensificarán sus visitas a distintos puntos del país, mientras en paralelo se alistan para el debate obligatorio del 12 de noviembre.

En los comicios del pasado 22 de octubre, Massa, del frente peronista Unión por la Patria, obtuvo el 36,78 % de los votos, y Milei, de la formación de ultraderecha La Libertad Avanza, logró el 29,99 %.

En la primera vuelta, un 23,81 % del electorado votó por Patricia Bullrich, candidata de la coalición opositora de centroderecha Juntos por el Cambio.

Tras no lograr el pase a segunda vuelta, Bullrich y el expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019), ambos de Propuesta Republicana (Pro) -que integra Juntos por el Cambio-, anunciaron su respaldo a Milei.

Para el balotaje, Milei ha dejado de lado su discurso «anticasta» y ahora apunta al «cambio» y a «derrotar» al kirchnerismo, el eslogan que la propia Bullrich había adoptado para su fracasada campaña.

La incertidumbre también se cierne sobre el electorado que votó en primera vuelta por Juan Schiaretti, del frente peronista disidente Hacemos Por Nuestro País, que obtuvo el 6,73 % de los votos.

El otro núcleo de votantes es el de la izquierda: Myriam Bregman, que obtuvo el 2,70 % de los votos, ha decido no apoyar ni a Milei ni a Massa, pero su electorado, que por ideología rechaza el discurso libertario, podría en parte votar al ministro de Economía para intentar evitar un triunfo de La Libertad Avanza.

Desde el oficialismo refuerzan los mensajes de advertencia sobre los efectos del ajuste económico que pregona Milei y el perfil «antiderechos» y autoritario que achacan al libertario.

Massa, además, insiste en que, de ganar, formará un «Gobierno de unidad», al que sumará dirigentes incluso opositores.

Los esfuerzos de los candidatos también apuntan a captar el interés de quienes en octubre no acudieron a las urnas (el porcentaje de participación fue del 77,04 %), a convencer a los aún indecisos (4,3 %, según algunos sondeos) y a intentar cambiar la decisión de muchos ciudadanos de votar en blanco (cerca de un 5 %, según encuestas) o no ir a sufragar el 19 de noviembre (2,5 %).

En todos esos grupos del electorado está la llave para que uno u otro acceda a la Casa Rosada el próximo 10 de diciembre, en un escenario en el que los sondeos -fallidos tanto en las primarias de agosto como en las generales de octubre- discrepan sobre si será Massa o Milei el ganador, aunque coincidiendo que la diferencia entre ambos es muy estrecha.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -