domingo, julio 14, 2024
- Publicidad -

Aleix Espargaró se subió a lo más alto del podio en España

- Advertisement -

Montmeló (Barcelona).- Aleix Espargaró culminó un fin de semana casi perfecto al vencer en el Gran Premio de Cataluña de MotoGP. El único punto negativo de la jornada lo protagonizó el líder del Mundial, «Pecco» Bagnaia, que sufrió sufrió un accidente que lo mandó al Hospital General de Cataluña.

Junto a Espargaró acabaron en el podio del circuito de Montmeló su compañero en Aprilia Maverick Viñales y Jorge Martín.

Viñales no pudo lograr su objetivo de conseguir convertirse en el único piloto en lograr la victoria con tres fábricas distintas en la época de MotoGP, pues la primera la logró con Suzuki en 2016, en Silverstone (Gran Bretaña), y la segunda con Yamaha en Losail (Qatar) en 2017.

No comenzó demasiado bien la carrera para el español Iker Lecuona, sustituto del lesionado Alex Rins, que se fue por los suelos con la Honda RC 213 V en la vuelta de formación, probablemente debido al fuerte viento reinante en la zona que, se acabó convirtiendo en una preocupación para todos los pilotos durante la carrera.

La salida de «Pecco» Bagnaia fue prácticamente perfecta, enfilando en primera posición la recta del circuito catalán y la primera curva, en donde ya se produjo un percance de consideración con cinco pilotos involucrado y él se convertía también en la segunda curva, en la que volaba por los aires al dar un latigazo con la rueda trasera su moto.

En esa primera curva se va por los suelos Enea Bastianini (Ducati Desmosedici GP23) y en su «arrastrón» se lleva por delante a Alex Márquez, Marco Bezzecchi, Johann Zarco y Fabio di Giannantonio, todos ellos sobre sendas Ducati Desmosedici GP.

Instantes después, en la segunda curva, «Pecco» Bagnaia no puede evitar el latigazo de su moto y salta por los aires, en mitad de la pista, por lo que los pilotos que van tras el líder de la carrera hacen lo que pueden por evitarlo, pero el surafricano Brad Binder (KTM RC 16) se lo encuentra literalmente delante y no puede evitar pasar con su moto por encima de las piernas del italiano, que quedó tendido en mitad de la pista y obligó a mostrar bandera roja para que pudiera ser atendido.

Rápidamente se mostró bandera roja al quedar tendido en mitad de la pista para que pudiese ser atendido por las asistencias médicas del campeonato, mientras a su compañero de equipo, Enea Bastianini, que se llevó por delante a cuatro rivales, se le sancionó con una «vuelta larga» en el próximo gran premio que dispute.

Salvo Bagnaia y Bastianini, todos los pilotos pudieron realizar la segunda salida, a pesar de no llegar con sus motos a talleres, al sufrir el accidente en la primera curva de la vuelta inicial del gran premio.

En esta, en la segunda salida, con una vuelta menos, 23 en lugar de las 24 iniciales, se posicionaron en cabeza los españoles Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP23), Maverick Viñales (Aprilia RS-GP) y Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), sin que se produjeran nuevos incidentes.

Maverick Viñales ya completó el primer giro como líder después de superar a Jorge Martín, con Aleix Espargaró tras ellos y el portugués Miguel Oliveira (Aprilia RS-GP) en la cuarta posición.

Ya en la segunda vuelta el cuarteto de cabeza había conseguido casi un segundo de ventaja sobre sus inmediatos perseguidores, un grupo encabezado por el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP23), y en el que estaban el australiano Jack Miller (KTM RC 16), el surafricano Brad Binder, los españoles Alex Márquez (Ducati Desmosedici GP22) y Marc Márquez (Aprilia RS-GP), además del francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1).

Viñales marcó dos vueltas rápidas consecutivas, en la segunda y tercera vuelta, pero muy cerca de él estaban tanto Aleix Espargaró como Jorge Martín y Miguel Oliveira, que no querían dejar escapar al de Aprilia.

Oliveira superó a Martín en la cuarta vuelta para consolidar el dominio de Aprilia en este circuito, con tres de sus cuatro pilotos en las posiciones de podio, mientras por detrás se retiraban con problemas técnicos tanto el español Pol Espargaró (Gas Gas RC 16) como Brad Binder, al que se le paró la moto.

Binder aprovechó su retirada para ir a interesarse a la clínica del circuito por el estado de «Pecco» Bagnaia.

Ya en la séptima vuelta Viñales y Espargaró se habían quedado solos en cabeza de carrera con 1,4 segundos de ventaja sobre un trío formado por Oliveira, Martín y Zarco, una diferencia que fue en aumento con el paso de las vueltas.

El ritmo de Maverick Viñales propició que se escapase de su compañero de equipo Aleix Espargaró y en el décimo giro superase el 1,3, aunque unas vueltas más tarde el de Granollers reaccionó y comenzó nuevamente a recortar distancias, en un intento claro de repetir la victoria que ayer lograse en la carrera sprint.

Espargaró se volvió a «enganchar» a Viñales y ambos comenzaron su particular pelea por lograr la tercera victoria de Aprilia en un gran premio, con sus rivales ya muy lejos, pues Martín se destacó de Oliveira y Zarco para consolidar la tercera posición.

Aleix Espargaró superó a final de recta al principio de la vigésima vuelta a Maverick Viñales, que entró colado y se tuvo que ir a la zona de la «vuelta larga» de penalización para evitar la caída y poco después se pudo apreciar que comenzaba a tener problemas con el desgaste del neumático delantero de su Aprilia.

En apenas una vuelta Aleix Espargaró se marchó de Maverick Viñales camino de su segunda victoria de la temporada, con Jorge Martín en el tercer peldaño del podio.

Alex Márquez acabó en la sexta posición, con su hermano Marc decimotercero, aunque por delante de él Augusto Fernández (Gas Gas RC 16) fue noveno, y por detrás acabaron Iker Lecuona (Honda RC 213 V) y Joan Mir (Honda RC 213 V), decimosexto y siguiente, respectivamente.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -