martes, julio 16, 2024
- Publicidad -

Los Celtics le amargaron la noche de MVP a Embiid

- Advertisement -

CARACAS.- La noche que Joel Embiid recibió el trofeo como MVP de la temporada, los Celtics le amargaron la fiesta al ganarle a los Sixers por 102-114.

La victoria de la noche del viernes colocó a los Celtics con una ventaja de 2-1 en la serie ante los Sixers.

La jornada empezó bien para un emocionado Joel Embiid que, rodeado de sus padres y de su hijo, recibió entre lágrimas el trofeo de MVP de la temporada minutos antes del inicio del partido.

El pívot camerunés fue el máximo anotador del partido con un doble-doble de 30 puntos y 13 rebotes, además de tres asistencias y cuatro tapones.

Pero sin la aportación de James Harden, que tuvo una mala noche en la que sólo anotó dos de los siete triples que intentó y uno tiro de siete lanzamientos de dos, el pívot se agotó en un intento inútil.

Harden, que durante gran parte del juego se mostró indeciso y sin confianza frente al aro, concluyó con 16 puntos gracias a ocho tiros desde la línea de las personales. Tyrese Maxey tampoco tuvo un buen partido con 13 puntos tras nueve intentos de triples y siete tiros de dos.

En los Celtics, Jaylen Brown y Jayson Tatum fueron incansables. Brown le aplicó una defensa pegajosa a Harden desde el primer segundo del partido que descolocó al base de Filadelfia. Brown anotó 23 puntos, siete rebotes y cinco asistencias.

Y Tatum hizo un doble-doble con 27 puntos y 10 rebotes a pesar de que sólo anotó tres de los 11 triples que intentó.

Su compañero Al Holford fue el más efectivo desde más allá del arco con cinco triples de siete intentos. El pívot dominicano sumó 17 puntos y siete rebotes.

HARDEN, NEGADO

Tras perder el primer partido de la serie en Boston, los Celtics llegaron a Filadelfia con ganas de recuperar.

Con un agresiva defensa en la que Brown le negaba a Harden libertad de movimientos antes de pasar el medio campo y un efectivo movimiento del balón en ataque, los de Boston se fueron rápidamente en el marcador en los minutos iniciales del primer cuarto.

Los Celtics se colocaron 10 puntos arriba, 4-14, en poco más de dos minutos, gracias a cuatro triples consecutivos de Marcus Smart, Derrick White y Tatum (2).

Doc Rivers, entrenador de los Sixers, se vio obligado a solicitar un tiempo muerto para recomponer a su equipo.

Los cambios de Rivers hicieron efecto y de un 14-24 se pasó a un 25-24 gracias al esfuerzo de Embiid y a pesar de que Harden seguía sin funcionar.

El cuarto terminó con los Sixers un punto arriba, 29-28. Harden acumuló tres pérdidas de balón y cinco puntos mientras que Embiid sumó 12 puntos, dos más que Tatum.

El segundo cuarto empezó con ventaja para los locales que se llegaron a situar tres puntos arriba, 36-33. Pero sin Embiid en pista, los Celtics recuperaron la ventaja y no la volvieron a soltar en el resto del partido.

Brown siguió castigando a Harden con una intensa defensa que adornó con un tapón al barbudo jugador de los Sixers. Y cuando no era Brown, Smart asumía la labor de secarle.

EMBIID SE AGOTA

Embiid seguía encargado de mantener el ánimo de su equipo, como con el tapón que le puso a Tatum a falta de dos minutos para el descanso.

Cuando los dos equipos se fueron a los vestuarios, los Celtics estaban siete puntos arriba, 50-57.

El tercer cuarto se inició con un intercambio de triples del que salieron ganando los Sixers. Las cuatro primeras canastas de los de Filadelfia fueron triples de Maxey (2), Embiid y P.J. Tucker.

Con una mayor intensidad defensiva, los locales limaron poco a poco la ventaja de los Celtics. Los Sixers llegaron a estar a tres puntos, 69-72, a falta de seis minutos para el final del tercer cuarto.

Fue lo más cerca que estuvieron de Boston en la segunda mitad del partido. Con Embiid agotado por el esfuerzo, los Celtics aumentaron paulatinamente su ventaja.

Cuando terminó el tercer cuarto, los de Boston estaban 11 puntos arriba, 77-88.

En los últimos 12 minutos, los Sixers recuperaron finalmente a Harden que anotó ocho puntos. Pero fue demasiado tarde, con Embiid sin fuerzas tras jugar 31 minutos a pleno ritmo en los tres primeros cuartos.

Los Celtics se limitaron a controlar el embate final de los Sixers para llevarse el partido por 102-114 y colocar el parcial de la serie en 2-1 a su favor. 

También le puede interesar: La fórmula Booker-Durant le dio oxígeno a los Suns

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -