EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Williams Dávila responsabiliza al gobernador por agresión contra seminaristas en Mérida

Advirtió el parlamentario que la agresión sufrida por los seminaristas, constituye una discriminación religiosa, que atenta contra todos los pactos internacionales de Derechos Humanos

02/07/2016 | 02:40 pm


diputado19MÉRIDA.- El diputado de la Asamblea Nacional –AN-, Williams Dávila Barrios, manifestó su rechazo al  ataque del que fueron víctimas cinco jóvenes del Seminario San Buenaventura por parte de colectivos armados, y apuntó hacia el “gobernador del estado Mérida, como el responsable por amparar estos grupos,  que se han dado a la tarea de ejercer acciones violentas contra el pueblo de Mérida, que protesta y rechaza  la gravísima situación social que estamos viviendo”.

“Es una demostración más, de la degradación en  la que estamos sometidos por la acción de un gobierno que protege y  ampara la acción de grupos colectivos armados, quienes con total impunidad y a plena luz del día, se ensañaron contra estos seminaristas  cometiendo graves delitos contra su dignidad y honor, al desnudarlos, golpearlos y luego hacerlos correr  en las inmediaciones de la  avenida Don Tulio Febres Cordero.

Advirtió el parlamentario que esta persecución y agresión sufrida por los seminaristas, constituye una discriminación religiosa, que atenta contra todos los pactos internacionales de Derechos Humanos “ hago un llamado a la OEA para que en la evaluación que se está haciendo en Venezuela, producto de la aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, se vea como  la situación del país cada día se agrava más, hay más violencia estimulada por el gobierno,  y, en absoluto están pensando en la reconciliación y la paz.

“Esto que acaba de ocurrir en Mérida no tiene ningún tipo de perdón,  tienen que ser castigados, es un delito de lesa humanidad, eso es atentar contra el pudor, la honorabilidad y la dignidad humana,  eso es violar la constitución nacional”, indicó Dávila Barrios.

Precisó  que el objetivo de estos grupos armados era sembrar el caos y terror entre los merideños, para impedir el libre tránsito de Lilian Tintori, quien vino a Mérida, para promover y presionar en la opinión pública la apertura de un canal humanitario, ante la ausencia de medicamentos y de políticas de salud preventivas.

Dávila Barrios considera muy importante que bajo el amparo de la Carta Democrática Interamericana,  se haga esta denuncia  y reciba la condena de toda la sociedad.

El gobierno “no quiere contarse pero si impedir el referendo revocatorio a costa de lo que sea, al crear un ambiente de violencia para justificar una conmoción política y social y de esa manera  impedir la realización, bien sea por una decisión del TSJ, o por un estado de conmoción, que justifique una suspensión total de las garantías y  así impedir el ejercicio del derecho de participación del pueblo”.

NP/SPLL