EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Freddy Guevara. Foto Twitter Voluntad Popular

Voluntad Popular rechazó acusaciones de Ministro del Interior

09/07/2016 | 09:23 am


En Voluntad Popular hemos visto hace minutos con profunda preocupación que el Ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López, endilga a activistas de nuestra organización, la responsabilidad del lamentable ataque contra una sede policial con saldo de muertos y heridos ocurrido hoy en la ciudad de Guanare, estado Portuguesa; hecho de violencia que repudiamos, al tiempo que expresamos nuestra solidaridad con los funcionarios, sus familiares y el pueblo guanareño.

Esta irresponsable acusación de quien ejerce el ministerio responsable de garantizar la paz en Venezuela, es el guión que viene construyendo Nicolás Maduro para responsabilizar a Voluntad Popular de hechos de violencia promovidos muchas veces por el mismo gobierno, al igual que en 2014, Miguel Rodríguez Torres. Para ningún venezolano es secreto que funcionarios del Estado venezolano asesinaron vilmente a jóvenes, que siguen hoy día impunes, mientras a nuestro coordinador nacional Leopoldo López se le condenó injustamente a casi 14 años de prisión, en un juicio manipulado por instrucciones de los altos jerarcas de la dictadura quienes hoy nos han sumido en la peor y más oscura crisis humanitaria que se haya conocido en Venezuela.

Desde Voluntad Popular sí somos responsables de denunciar la profunda corrupción con la que Maduro y sus secuaces han robado a los venezolanos alimentos y medicinas, causando inflación, escasez, colas, desabastecimiento e inseguridad. Hoy por culpa de Nicolás Maduro y su dictadura los venezolanos vivimos presos del hambre, presos de la corrupción y presos del hampa.

En Voluntad Popular,

–  Somos responsables de luchar por una Mejor Venezuela de paz, bienestar y progreso, e instar a los venezolanos a conquistar pacífica, democrática y electoralmente el cambio que TODOS LOS VENEZOLANOS queremos de manera urgente, siempre dentro de los caminos que nos brinda nuestra Constitución.

NR/OM