EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Samuel Moncada/AVN

Venezuela: Reunión Mercosur carece de legalidad

20/07/2017 | 09:44 am


CARACAS.- Venezuela decidió este miércoles no asistir a la Cumbre de jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), que se llevará a cabo entre el 20 y 21 de julio en Buenos Aires, Argentina; por carecer de legalidad.

Mediante un comunicado, publicado en el portal web del Ministerio para Relaciones Exteriores, Venezuela señala que esta reunión viola «abiertamente la normativa del Mercosur, así como normas básicas del Derecho Internacional», debido a que los «gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay han sido demandados por Venezuela con base en el Protocolo de Olivos para la Solución de Controversias en el Mercosur».

A continuación parte del comunicado:

                                                           REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
                                     MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA RELACIONES EXTERIORES

                                                                             COMUNICADO

La República Bolivariana de Venezuela expresa categórica protesta por la ilegal celebración de una Cumbre de Jefes de Estados del MERCOSUR y Estados Asociados y una reunión ordinaria del Consejo del Mercado en la ciudad de Mendoza, República Argentina, los días 20 y 21 de julio de 2017.

Venezuela ha decidido soberanamente no asistir a las referidas reuniones, que carecen de total legalidad, por violar abiertamente la normativa del MERCOSUR así como normas básicas del Derecho Internacional, en momentos en los cuales los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay han sido demandados por Venezuela con base en el Protocolo de Olivos para la Solución de Controversias en el MERCOSUR, por las continuas arbitrariedades y perjuicios ocasionados contra los derechos que asisten a la República en su condición de Estado Parte de la organización.

En ese contexto, la convocatoria a estas reuniones, y cualquier otro espacio que pretenda arrojar decisiones de cualquier índole, quebrantan el principio de buena fe que debe regir entre las partes de la controversia, afectan el desarrollo del procedimiento arbitral actualmente en curso, y carecen de validez alguna, pues atentan contra la regla del consenso estipulada por los Tratados fundacionales del MERCOSUR.

Resulta alarmante el permanente uso temerario del mecanismo de integración al servicio de una política de hostigamiento al gobierno y al pueblo de Venezuela con la convocatoria a un conjunto de reuniones que tienen la intención de aprobar decisiones sobre el MERCOSUR para generar una sensación de normalidad que no es tal, así como para disimular el estancamiento en que se encuentran los principales acuerdos comerciales de interés para el bloque.

AVN