EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Venezuela rechazó crítica de CIDH a elecciones por «arbitraria y maliciosa»

La Comisión, organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), emitió pocas horas antes un comunicado en el que pide a Venezuela que tome medidas para poner fin a la escalada de violencia y al hostigamiento contra algunos sectores políticos

01/12/2015 | 04:24 pm


WASHINGTON.-El Gobierno de Venezuela rechazó hoy la denuncia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la escalada de violencia y el hostigamiento político en Venezuela por considerarla «arbitraria y maliciosa».

«No es coincidencia que la interpretación arbitraria y maliciosa de la CIDH se emita en vísperas de las elecciones legislativas. Este comunicado evidencia la estrategia de sectores y actores nacionales e internacionales dirigida a desconocer el resultado de las elecciones y generar un clima de zozobra y violencia en la población venezolana», afirmó la misión de Venezuela ante la OEA en una nota.

Venezuela rechaza «categóricamente» este pronunciamiento de la CIDH porque, en su opinión, «prejuzga de manera irresponsable y tendenciosa un hecho que está en proceso de investigación».

En su comunicado, la Comisión condenó el asesinato del opositor Luis Manuel Díaz en un acto de campaña y expresó su «profundo repudio y preocupación» por la escalada de violencia política en Venezuela a las puertas de la cita electoral.

«La CIDH una vez más fundamenta sus declaraciones en información parcializada emanada de medios de comunicación y redes sociales dirigidas a desestabilizar el Gobierno bolivariano y la institucionalidad democrática venezolana, sin solicitar información al Estado venezolano previo al pronunciamiento», dijo en su nota la misión de Venezuela ante la OEA.

La representación diplomática aseguró que Venezuela «está realizando las acciones necesarias para investigar, procesar y sancionar a los responsables del asesinato».

La misión de Venezuela ante la OEA niega que exista, como denuncia la CIDH, una «escalada de violencia política» y que no se garantice «el derecho de asociación y libertad de expresión de todos los sectores políticos» en un clima «libre de violencia y hostigamiento».

«El Gobierno bolivariano alerta una vez más que estamos enfrentando una campaña internacional que pretende legitimar las acciones violentas de la derecha extrema nacional e internacional que atentan contra la democracia venezolana», concluye la misión.

EFE