EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Familiares del Presidente Maduro detenidos en Nueva York se declararon no culpables

Los dos hombres identificados como familiares Cilia Flores, que están presos en Estados Unidos desde noviembre pasado bajo acusaciones de narcotráfico se declararon no culpables al comparecer ante el juez que lleva la causa

17/12/2015 | 12:52 pm


NUEVA YORK.-  Los acusados son Efraín Antonio Campo Flores, ahijado de Maduro y Francisco Flores de Freitas, sobrino suyo, que fueron detenidos el 10 de noviembre pasado en Haití y trasladados a Nueva York por agentes de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA).

Al comparecer ante el juez, en los tribunales del centro de Manhattan, Campos Flores anunció un cambio de abogados. La próxima comparecencia dentro del proceso fue fijada para el 29 de febrero próximo.

El tribunal designó un letrado de oficio, Kafahni Nkrumah. El otro acusado, Flores de Freitas, está representado por los abogados Vincent Southerland y Jonathan Marvini.

La vista se desarrolló a partir de las 11.00 hora local (16.00 GMT) en el tribunal presidido por el juez Paul A. Crotty, en la sede judicial del centro de Manhattan. La acusación está a cargo de la fiscalía federal del distrito sur de Nueva York.

Los dos acusados llegaron al tribunal con el uniforme carcelario, de color azul marino, y uno de ellos, Campo Flores, ingresó a la sala llorando.

Flores de Freitas, en cambio, parecía más sereno, y en algún momento intercambió un guiño con su primo y compatriota.

En unas declaraciones a los periodistas, el nuevo abogado de Campo Flores, Kafahni Nkrumah, dijo que el legajo judicial es muy voluminoso y que había pedido tiempo al tribunal para poder hacerse cargo de la causa.

En consonancia con esa petición suya de alrededor de 60 días para preparar la defensa, el juez fijó la próxima audiencia para el 29 de febrero próximo, a las 12.00 hora local (17.00 GMT).

El letrado consideró «normal» que su defendido estuviera nervioso y llorando ante el tribunal, y evitó hacer comentarios sobre la posibilidad de que el parentesco con Maduro pueda perjudicarlo.

También dijo que está a la espera de recibir de la fiscalía las grabaciones que llevaron a la detención de los dos venezolanos.

Los dos familiares de Maduro están acusados de conspirar para exportar cocaína a Estados Unidos desde Honduras, en una cantidad que, según figura en el acta de acusación, era de al menos cinco kilos de cocaína y otros productos

En caso de ser declarados culpables en el juicio, se enfrentan a una pena máxima de cadena perpetua.

EFE