EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Cortesía

Vaticano lamenta incumplimiento de China de acuerdo sobre los obispos

26/11/2022 | 08:35 am


CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano lamentó hoy que China haya nombrado un obispo en una diócesis no reconocida por la Santa Sede, incumpliendo el acuerdo que ambas partes firmaron en 2018 tras décadas de inexistentes relaciones diplomáticas.

El escollo tiene que ver con el nombramiento por parte de las autoridades chinas de monseñor Giovanni Peng Weizhao como obispo de Yujiang, en la provincia de Jiangxi, una diócesis «no reconocida por la Santa Sede», según se lee en un comunicado.

«Este evento, de hecho, no se ha producido en conformidad al espíritu de diálogo existente entre la parte vaticana y la china estipulado en el Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de obispos, firmado el 22 de septiembre de 2018», lamenta.

Además, el Vaticano explica que el nombramiento de monseñor Peng surgió de «largas y pesadas presiones por parte de las autoridades locales».

«La Santa Sede espera que no se repitan episodios similares, queda a la espera de oportunas comunicaciones por parte de las autoridades y reafirma su plena disponibilidad a proseguir un diálogo respetuoso y concerniente a todas las cuestiones de común interés», terminó el comunicado vaticano.

El acuerdo fue estipulado por primera vez el 22 de septiembre del 2018, renovado dos veces, la última el pasado octubre, y supone un paso adelante en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, cortadas en 1951 tras el ascenso del comunista Mao Zedong.

Por entonces China creó su propia Iglesia Patriótica Católica, en 1949, cuando Mao estableció en Pekín la República Popular China, y los católicos romanos quedaron en la «clandestinidad», algo que este acuerdo ha eliminado, aunque aún se viven muchos problemas (se estima que actualmente hay unos 12 millones de católicos en el gigante asiático).

Las desavenencias comenzaron en 1951 tras la excomunión por parte de Pío XII de dos obispos nombrados por Pekín, a lo que las autoridades chinas respondieron con la expulsión del nuncio (embajador) apostólico, que se asentó en la isla de Taiwán.

Con este acuerdo, que sigue siendo provisional y confidencial, el nombramiento papal de un obispo debe ser comunicado a la parte china para su aprobación, según ha explicado el propio Francisco.

EFE