EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Imagen de los disturbios en Burundi

Varios muertos en una nueva ola de violencia en la capital de Burundi

Los disturbios fueron protagonizados por residentes de un barrio donde la mayoría son críticos del presidente Pierre Nkurunziza

04/10/2015 | 09:32 am


NAIROBI.- Varias personas murieron durante este fin de semana en enfrentamientos entre la Policía y jóvenes de Mutakura, uno de los barrios de Buyumbura, la capital, más críticos con el presidente, Pierre Nkurunziza, informaron hoy los medios locales.

Esta nuevo ola de violencia estalló este fin de semana cuando los agentes y algunos jóvenes intercambiaron disparos y se lanzaron granadas.

Algunos residentes contaron que los enfrentamientos empezaron cuando una patrulla de la Policía inició una redada en Mutakura que se saldó con la muerte de dos jóvenes y varios detenidos.

Sin embargo, el portavoz de la Policía, Pierre Nkurikiye, citado por el portal Bujumbura News, explicó que los agentes intervinieron en este distrito tras ser alertados de que se estaba produciendo un intento de secuestro.

«Los criminales lanzaron granadas contra la Policía», aseguró el portavoz, que explicó que dos casas quedaron calcinadas debido a estos explosivos y que dos de los «criminales» fallecieron en el incidente.

Desde entonces, los enfrentamientos se han sucedido en este barrio de la capital y las redes sociales se han inundado de fotografías en las que aparecen varios cadáveres tirados en las calles.

En repetidas ocasiones, los ciudadanos han denunciado que la Policía hace redadas constantes para buscar armas en barrios de la capital y cada vez se lleva detenidos a varios jóvenes, que son torturados y algunos nunca vuelven a su casa.

En los últimos dos meses, el asesinato de grandes personalidades como el exjefe de la Inteligencia de Burundi, Adolphe Nshimirimana, o del excoronel del Ejército de Burundi y comandante tutsi durante la guerra civil (1993-2005), Jean Bikomagu, se ha alternado con muertes anónimas de jóvenes y agentes de policía.

Así, las revueltas populares que comenzaron a finales de abril para protestar contra los planes de Nkurunziza de perpetuarse en el poder han costado ya la vida de más un centenar de personas, e incluso hubo un intento de golpe de estado a mediados de mayo.

Hace unos días, la Unión Europea impuso sanciones a cuatro personas próximas al presidente burundés o pertenecientes a los servicios de inteligencia por socavar la democracia o obstruir los esfuerzos para lograr una solución política a la crisis actual.

EFE