EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto:EFE

Vallas fronterizas por la crisis de refugiados divide al Gobierno austríaco

La coalición de socialdemócratas y democristianos que gobierna Austria se muestra dividida en la cuestión de las vallas fronterizas, en vísperas de una reunión clave en Bruselas sobre la crisis de refugiados

23/10/2015 | 10:49 am


VIENA.- Werner Faymann, jefe del Gobierno y líder del Partido Socialdemócrata (SPÖ, socio mayoritario de la alianza en el poder), ha reiterado su rechazo a la construcción de vallas en las fronteras europeas para impedir la entrada de refugiados y ha negado que esa opción sea una solución a la crisis.

Pero ayer y hoy los ministros del Partido Popular (ÖVP, el otro miembro de la coalición gobernante), en concreto los titulares de Interior, Johanna Mikl-Leitner, y Exteriores, Sebastian Kurz, han defendido esa opción.

En declaraciones a la emisora pública de radio austríaca ORF, Kurz dijo que la afirmación de que las vallas no funcionan es «simplemente errónea».

«La cuestión es si se quiere construirlas o no», indicó el jefe de la diplomacia y destacó, a modo de ejemplo, el resultado que han obtenido países como Bulgaria o España con esa medida de protección.

Más tajante fue Mikl-Leitner, quien instó a erigir una «Fortaleza Europa».

Kurz abogó este viernes por fortalecer la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE), entre otros para evitar una dependencia de Turquía.

«Es una hipocresía si Europa hace todo lo posible por mostrarse abierta» y anima así a los refugiados a buscar asilo en la UE «y, al mismo tiempo, paga a Turquía para que coopere en detenerlos», criticó el ministro, si bien reconoció la necesidad de colaborar con Ankara y frenar la afluencia de demandantes de asilo.

Pero advirtió del riesgo de que en este asunto se desarrolle una dependencia de Turquía.

Inmediatamente después de sus declaraciones, Kurz fue criticado por la portavoz de Política Exteriores del SPÖ, Christine Muttonen, que lo acusó de buscar una mayor presencia mediática con nuevas propuestas cada día, en lugar de actuar a nivel internacional para conseguir más medios financieros destinados a abordar la crisis.

EFE