EN VIVO DEPORTES



Bolt sigue siendo el rey de los 100 metros

Usain Bolt retiene su título mundial de 100 metros en Pekín

Bolt se impuso este domingo en los 100 metros planos del Mundial de Atletismo en Pekín

23/08/2015 | 09:34 am


PEKÍN, (China).- El jamaicano Usain Bolt desmintió a los escépticos al retener su título de campeón mundial de 100 metros con su mejor marca del año (9.79), batiendo por una sola centésima al hombre más rápido de las dos últimas temporadas, el estadounidense Justin Gatlin, que partía como favorito.

El «One love» de Bob Marley volvió a sonar en el estadio pequinés, como siete años atrás en los Juegos Olímpicos, en honor del rey de la velocidad mundial, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 100 y 200, que por enésima vez supo estar a punto en el momento preciso.

El joven estadounidense Trayvon Bromell, de solo 20 años, consiguió la medalla de bronce con un registro de 9.92, en tanto que su compatriota Tyson Gay, el segundo atleta más rápido de la historia, llegó sexto con 10.00.

El rostro serio, reconcentrado de Bolt denotaba preocupación antes de afirmarse en los tacos de salida para librar con Gatlin la batalla más esperada de los Mundiales. La sonrisa tantas veces luminosa del jamaicano apenas era una mueca. No las tenía todas consigo.

A juzgar por sus marcas del año -Gatlin líder con 9.74, Bolt sexto con 9.87-, la final tenía un ganador casi cantado, sobre todo después de la pobre actuación y la pésima salida del jamaicano en la primera semifinal. Por momentos se temió incluso su eliminación, pero terminó ganando la serie con 9.96, el mismo tiempo que el canadiense Andre de Grasse.

Inmediatamente Gatlin le mandó el último recado: 9.77, a sólo tres centésimas de su mejor marca de siempre, y con viento legal. La diferencia entre ambos (19 centésimas) parecía un argumento definitivo a solo dos horas de la cumbre.

Gatlin cavó, probablemente, su tumba en los tacos de salida. Tardó 165 milésimas en abandonarlos, más lento que el propio Bolt (159), que no se significa precisamente por sus rápidos despegues. La enorme fortaleza mental de Bolt hizo el resto.

EFE