EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Uruguay abandonó negociación del acuerdo de servicios TISA

El partido de gobierno,el izquierdista Frente Amplio, influyó en la decisión

07/09/2015 | 01:24 pm


MONTEVIDEO.-El Gobierno de Uruguay decidió abandonar las negociaciones del tratado global para la liberación de los servicios conocido como TISA (por sus siglas en inglés), anunció hoy la ministra de Turismo, Liliam Kechichián.

La decisión llega después de que el pasado fin de semana la coalición política gobernante, el izquierdista Frente Amplio (FA), resolviera en un plenario rechazar la participación de Uruguay en el TISA (Trade in Services Agreement) en atención a su «visión sobre el desarrollo integral de la nación».

«El Consejo de Ministros asume la decisión tomada por la fuerza política, nuestra fuerza política, y le pide al canciller (Rodolfo Nin Novoa) que la concrete en el sentido de dejar de participar en el TISA», expresó Kechichián tras la reunión que mantuvo hoy el Gabinete, encabezada por el presidente Tabaré Vázquez.

«A pedido del presidente la fuerza política se expidió y el presidente asume su decisión», señaló.

Kechichián indicó que en la resolución del Consejo de Ministros se tuvo en cuenta «esencialmente» lo manifestado por el FA y no las voces de la oposición que en las últimas horas dijeron que la decisión de seguir o no en el TISA debería tomarse en el Parlamento y no en un plenario político.

La semana pasada el canciller uruguayo defendió la continuidad de Uruguay en las negociaciones del TISA «para ver cuál es el resultado final» porque abandonar supondría a su juicio una pérdida de credibilidad como país.

Hasta la fecha, Uruguay mantuvo tres reuniones con el resto de países que forman parte de las negociaciones, entre los que se encuentran Unión Europa, Estados Unidos, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Paraguay y Perú.

La propuesta de negociar un tratado global para la liberalización del comercio de los servicios partió de un grupo de países que busca una alternativa a la estancada Ronda de Doha, de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

EFE