EN VIVO NOTICIAS



"La luna sobre el Coliseo"

Una noche en el museo para huir del calor en Roma

04/08/2019 | 08:09 am


ROMA.- Las largas colas bajo el sol para visitar las bellezas de Roma tienen frescas alternativas porque en la noche romana se abren museos, áreas arqueológicas y proliferan las iniciativas culturales para huir del sofocante calor.

Coliseo

Roma despierta por la noche. La oferta veraniega de la capital ofrece multitud de actividades que comienzan cuando se pone el sol y que además del fresco ofrecen una nueva perspectiva con la oscuridad.

«La luna sobre el Coliseo», así se ha bautizado el programa de apertura nocturna del famoso anfiteatro Flavio, símbolo de la Ciudad Eterna y que además de la visita propone este año «el Sueño del gladiador», una proyección multimedia que a través del sueño de un luchador se recuerdan las hazañas de los más famosos combatientes de la época.

Aunque algo más costoso que la visita matutina (25 euros), el Coliseo se abre a pequeños grupos que pueden visitar tanto la arena, el segundo orden y las cavidades subterráneas, acompañados por una iluminación sugestiva.

Pero además la cuidada instalación de vídeo narra las historias contadas por Marcial, Cassio Dione, San Agustín, Artemidorus.

Se proyectan siluetas de sirvientes con sus antorchas en mano que hacen de guía a los visitantes o se explica el funcionamiento de los ascensores que permitían la llegada de hombres y animales desde el subsuelo hasta la arena, con las figuras que poblaron estos espacio que aparecen casi por arte de magia reflejadas en las antiguas murallas.

«Estoy convencida que no hay nada más sorprendente que sumergirse en la belleza de las colecciones vaticanas iluminadas por la luna que se asoma detrás de la cúpula de la basílica de San Pedro. Y la emoción es aún más fuerte porque se mueve sobre las notas de las más celebres melodías», así describe la directora de los Museos Vaticanos, Barbara Jatta, la propuesta de abrir los viernes por la noche y ofrecer conciertos en el sugestivo Patio de la Piña.

Evitando las largas colas y las aglomeraciones de cada día, los turistas pueden visitar el «Museo de los papas» al atardecer, desde las 19:00 a las 23:00 y también entrar en la Capilla Sixtina, todo ello en un ambiente nocturno sugerente e inusual.

Incluso disfrutar de un concierto de música clásica incluido en la entrada para una agradable pausa tras recorrer los kilómetros de sus galerías.

El gran espectáculo del verano en los últimos años es el que se organiza en los Foros romanos, durante el día auténticos hornos sin una sombra para repararse, pero por la noche oasis de cultura.

La oscuridad permite que se haya realizado un impresionante espectáculo multimedia que a través de vídeos y realidad virtual reconstruye y narra como era lo que conocemos ahora como el Foro de Augusto y el Foro de Cesar.

Unos efectos especiales que utilizan creativamente los restos de ambos Foros «para tratar de hacer que las piedras hablen lo más posible», aseguran, y todo ello acompañado de la narración del italiano (doblada a varios idiomas) de Piero Angela, uno de los divulgadores más famosos del país.

La oferta nocturna cultural de Roma se completa con la apertura de, entre otros, Castel Sant’Angelo, que ofrece además conciertos y otros eventos, o la visita a las termas de Caracalla.

Otra experiencia a partir de las 10 de la noche en Roma es la visita a Ara Pacis, el imponente monumento construido para celebrar las victorias de Augusto y el inicio de la Paz Romana, que recobra sus colores originales gracias a las gafas de realidad virtual.

Además el Teatro de la Opera de Roma se traslada en verano a las ruinas de Caracalla para un apasionante oferta musical y un lugar privilegiada para tomar incluso una copa y que culminará el 7 de agosto con la «Noche española» de Placido Domingo.

Y será realmente «El sueño de una noche de verano» si se asiste a una de las funciones del Globe Teatre, la replica exacta del teatro construido en 1599 por la compañía teatral de William Shakespeare y que a la luz de la luna propone las obras del genio inglés.

EFE/SPLL