EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto EFE

Un personaje burlesco y atrevido para anunciar el año nuevo persa

19/03/2018 | 06:49 am


TEHERÁN.- Mezclando música y baile, el personaje iraní de «Hayi Firuz» anuncia estos días la inminente llegada del año nuevo persa, una tradición preislámica caracterizada por ciertas dosis de crítica social que escapa a la censura en Irán.

Vestido de rojo y con el rostro pintado de negro, esta especie de bufón toca el tambor o la pandereta entre los viandantes y los coches, al tiempo que baila y encadena canciones satíricas sobre la mala situación económica que atraviesa el país.

El jubilado Kiumars Mohebí, de 52 años, se mete en la piel de «Hayi Firuz» desde hace cinco años para sacarse un dinero extra que le ayude a redondear su exigua pensión.

«Es una tradición iraní que recuerda a la gente que está llegando el año nuevo», que se celebra el próximo 20 de marzo en Irán, cuenta a Efe Mohebí mientras ameniza a los transeúntes en la entrada del abarrotado bazar de Tajrish.

Él mismo diseña su indumentaria, compuesta también por un gorro rojo y un chaleco negro, y prepara las rimas de su espontáneo espectáculo, cuyo origen se remonta al menos a la época del Imperio Sasánida (226-651 d.C).

Un teatro callejero en el que a modo de carnaval se permiten denuncias poco habituales en público en la República Islámica, donde cualquier expresión artística está sujeta a censura y debe cumplir con estrictos requisitos para lograr autorización oficial.

No obstante, las críticas suelen ser sobre cuestiones económicas más que políticas. Este año se centran en el alza de los precios, uno de los problemas que desató las protestas antigubernamentales de finales de diciembre.

El actor Davud Dadashí, quien desde hace 30 años representa de modo formal el arte de «siahbazí» (el juego del negro) y el papel de «Hayi Firuz» explica a Efe que las canciones son «normalmente de humor, con críticas a los problemas que se agudizan en el año nuevo como la carestía».

«Fíjese en el costurero, que en vez de capote cose chaleco y de tres metros de tela se queda con 2 metros y medio», canta Dadashí para indicar que muchas de las denuncias van dirigidas contra los comerciantes.

El intérprete subraya que de todas formas el objetivo real es «condenar al gobierno por su falta de atención a los problemas del país», un hecho que en general no pone en aprietos al «Hayi Firuz».

EFE