EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



¿Un futuro sin autos? Experimento en la Friedrichstrasse de Berlín

28/09/2019 | 10:26 am


BERLÍN.- Cloacas malolientes y combates de barricadas, vida nocturna desenfrenada y restaurantes elegantes, destrucción y división por una frontera, resurrección como zona comercial y diversión. En sus más de 200 años de historia, la Friedrichstrasse de Berlín es una calle que ha vivido muchos altos y bajos y ahora podría volver a reinventarse un paso más allá.  

El próximo fin de semana, del 5 y el 6 de octubre, el tramo entre la Französischer Strasse y la Mohrenstrasse, cerca de la plaza Gendarmenmarkt (Mercado de los Gendarmes), en el corazón de la capital alemana, estará cerrado al tránsito vehicular.

Durante dos días, la gente podrá experimentar cómo se siente una gran ciudad sin el ruido del tránsito, sin embotellamientos ni olor a escapes de vehículos. A cambio, tendrá desfiles de moda, música y vino espumante al aire libre. 

Lo que puede interpretarse como algo casi banal, en la ciudad de Berlín, dominada por los autos, es una revolución. Es que el auto es para muchos berlineses su hijo predilecto, aún cuando con él sólo se pueda transitar a veces muy lentamente por la gran ciudad. 

Ahora la prueba en la Friedrichstraße podría convertirse en el modelo para un cambio en el tránsito urbano, cada vez con menos autos, que el gobierno regional ha propagado durante tres años y que quiere implementar paso a paso.

«En este momento, la Friedrichstrasse es ante todo una cosa: incómoda, ruidosa, no muy atractiva», dice el alcalde del distrito de Berlín-Mitte e iniciador del proyecto, Stephan von Dassel, del partido Los Verdes. El alcalde subrayó que mucha gente en la ciudad quería «más justicia» en la distribución de los espacios, una mejor calidad ambiental y una movilidad sostenible.

Von Dassel planea para mediados de diciembre la segunda fase de la Friedrichstrasse libre de tránsito vehicular. Y el próximo año habrá una prueba de varias semanas, que será analizada científicamente para investigar las consecuencias en las calles y el tránsito vehicular en el entorno. 

dpa