EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



ARCHIVO

UE condena ataque a hospital de MSF y pide protección para centros de salud

La Comisión Europea expresó, en un comunicado, sus condolencias a las familias y los colegas de las víctimas y señaló que se mantiene atento a la información sobre posibles víctimas adicionales «con preocupación»

03/10/2015 | 09:00 am


BRUSELAS.- La Comisión Europea (CE) condenó el ataque perpetrado esta madrugada contra un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Afganistán, en el que han muerto al menos nueve personas, y pidió «a todas las partes» que aseguren la protección de centros de salud y humanitarios.

«Estoy profundamente consternado tras conocer la muerte de al menos nueve miembros del personal de MSF en el bombardeo de un hospital gestionado por la organización en la ciudad afgana de Kunduz», dijo el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

Stylianides expresó, en un comunicado, sus condolencias a las familias y los colegas de las víctimas y señaló que se mantiene atento a la información sobre posibles víctimas adicionales «con preocupación».

Aunque en un primer momento se conoció la muerte de tres personas, MSF ha elevado a nueve el número de víctimas en el bombardeo esta madrugada y cifró en 37 el de heridos.

Todos los fallecidos son miembros del personal de MSF, al igual que 19 de los heridos, aunque muchos pacientes y trabajadores de MSF se encuentran en paradero desconocido, por lo que el número de víctimas podría aumentar.

«Niños afganos, las mujeres y los hombres sufren las consecuencias humanitarias devastadoras de más de tres décadas de guerra y el conflicto. MSF y otras organizaciones humanitarias están llevando a cabo trabajos de salvamento esencial en Afganistán en condiciones muy difíciles», destacó Stylianides.

Por ello, el comisario hizo un llamamiento a todas las partes involucradas en el conflicto armado a respetar el derecho internacional humanitario y asegurar que los centros de salud y los trabajadores humanitarios están protegidos.

EFE