EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Turbulencias financieras, el crudo y China acapararán atención del G20

25/02/2016 | 08:04 am


SHANGHAI.- Las turbulencias de los mercados financieros, la caída de los precios del crudo, los posibles estímulos al crecimiento mundial y la situación económica del país anfitrión, China, acapararán la atención en la reunión financiera del G20 que empieza mañana, viernes, en Shanghái.

Los ministros de Economía y Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de las veinte principales economías desarrolladas y emergentes del globo participarán en este encuentro de dos días en esta ciudad china, epicentro del terremoto bursátil que ha sacudido los parqués de medio mundo desde el pasado verano.

La necesidad de potenciar el crecimiento mundial será una de las prioridades en la agenda del encuentro, después de los llamamientos a estimular la economía mundial lanzados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

«Existen mayores riesgos de que la recuperación descarrile, en un momento en que la economía global es altamente vulnerable a choques adversos», subrayó el FMI en un informe publicado este miércoles de cara a la cumbre ministerial.

El Fondo pidió a los asistentes a la reunión financiera del G20 «acciones multilaterales valientes para estimular el crecimiento y contener el riesgo» ante la ralentización en muchos países emergentes y la modesta recuperación en los avanzados.

Los emergentes, motor del crecimiento mundial desde la crisis financiera de 2008, llegan a la cita de Shanghái más presionados que nunca en los ocho años de existencia de este foro, que nació precisamente para dar más voz a su pujanza en la economía internacional.

Lastrados por la caída de los precios del petróleo y otras materias primas, Brasil y Rusia están en recesión y el Sudeste asiático va pisando el freno.

La ralentización estructural de China, segunda economía mundial y principal contribuyente al crecimiento global de la última década, ha puesto nerviosos a los mercados, también preocupados por la devaluación de su moneda, el yuan, y la enorme volatilidad de sus bolsas.

Hoy mismo, el índice general de la Bolsa de Shanghái se desplomó un 6,41 %.

EFE