EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Trump: «fronteras abiertas» cuestan vidas y «eso se acabará»

Donald Trump, que ha hecho de una política estricta ante la inmigración una pieza central de su campaña a la presidencia, aseguró que «no se perderá ni una sola vida estadounidense más en nombre de las fronteras abiertas».

18/09/2016 | 03:00 pm


HOUSTON.-«En todo este país, hay mesas de comedor con un asiento vacío porque el gobierno abandonó su deber y no ha aplicado sus leyes elementales», dijo el candidato republicano en un encuentro del Remembrance Project, un grupo fundado para recordar a personas muertas a manos de personas que vivían en Estados Unidos sin permiso de residencia, que hace presión en favor de leyes más duras. «Esto tiene que terminar. Esto terminará si yo me convierto en presidente», afirmó el empresario.

Dos docenas de miembros de la organización se sentaron detrás del magnate mientras hablaba y varios contaron sus historias, a menudo espantosas, sobre cómo habían muerto sus seres queridos. Trump ha aparecido con miembros del grupo en varias ocasiones, como el mes pasado cuando presentó su política migratoria con un discurso en Arizona. El sábado prometió seguir «poniendo en el escenario nacional» el trabajo del grupo.

Maria Espinoza, fundadora del grupo e hija de un inmigrante mexicano, elogió la postura de Trump. Pero el grupo, con sede en Houston, se ha visto cuestionado por algunas de sus declaraciones, como la afirmación falsa de Espinoza de que 25 estadounidenses mueren al día a manos de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin permiso de residencia.

Hace tiempo que Trump se muestra duro en materia migratoria. El año pasado inició su campaña describiendo a México como una fuente de violadores y delincuentes, y prometió construir un muro impenetrable en la frontera sureña del país. No ha propuesto una vía legal para que las personas que viven en el país sin permiso legalicen su situación, aunque se ha retractado de su reclamación inicial de deportaciones masivas de millones de personas que no han cometido delitos más allá de sus infracciones migratorias.

 

AP