EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Jeremy Corbyn. Foto Archivo

Tres de cada 4 británicos no ve a Corbyn como primer ministro del Reino Unido

Además, el 37 % de los votantes del laborismo admite que con el nuevo líder son menos propensos ahora a respaldar al principal partido de la oposición en el Reino Unido

19/09/2015 | 11:14 am


LONDRES.- Casi tres de cada cuatro británicos no ve al nuevo líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, como primer ministro del Reino Unido, según una encuesta difundida hoy por The Independent a tanto solo una semana de su elección.

El sondeo, en el que han participado 2.000 personas y realizado por Opinion Research Business (ORB), apunta que, tras la designación de Corbyn, una de cada cinco personas que dio su voto a esa formación en las elecciones generales de mayo se plantea apoyar al partido conservador la próxima vez.

Entre los sectores que más apoyaron al candidato también se registran retrocesos, según la encuesta. Así, el 68 % de los trabajadores del sector público no le ven en el futuro como primer ministro del país.

Sin embargo, el sondeo muestra que su mensaje de antiausteridad podría revivir las perspectivas del Partido Laborista en Escocia, después de su derrota a manos del Partido Nacional Escocés (SNP) en mayo.

El 36 % de las personas que votaron al SNP se ven ahora más partidarias de respaldar al laborismo en las próximas elecciones generales con Corbyn como líder.

La elección del izquierdista el pasado día 12 obligará a esta formación, vapuleada en las elecciones generales, a redefinir su estrategia y su futuro.

Aunque las encuestas le daban la victoria en el seno del laborismo, nadie esperaba que el veterano diputado ganara con tanto margen los comicios internos, en los que se ha impuesto con un 60 % de los votos, frente al 19 % de su seguidor más inmediato, el centrista Andy Burnham.

Corbyn provocó esta semana una oleada de críticas en los medios de comunicación, después de que el 15 de septiembre guardara silencio mientras los asistentes entonaban el himno nacional, «Dios salve a la Reina», en una misa en la catedral londinense de San Pablo por el 75 aniversario de la Batalla de Inglaterra.

Ante esta situación, el líder laborista consideró «extraño» el aluvión de reproches que había recibido, no solo desde el Partido Conservador, sino también desde sus propias filas.

EFE