EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Trabajadores de Conatel repudian agresiones contra ANTV

Exigieron respeto al grupo de empleados y a las instituciones venezolanas

08/12/2015 | 11:03 pm


COMUNICADO.- Los trabajadores de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) manifestaron este martes su repudio a las declaraciones que ofreciera el diputado electo Henry Ramos Allup hacia el canal ANTV , quien calificó al medio televisivo como «una vergüenza».

A través de un comunicado, los trabajadores de esta comisión advirtieron sobre un clima desfavorable que los nuevos diputados buscan generar en el país. Por ello, exigieron respeto al grupo de empleados y a las instituciones venezolanas.

A continuación, el texto íntegro:

Trabajadoras y trabajadores de Conatel: Ante la agresión a ANTV

Las trabajadoras y trabajadores de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), expresamos nuestro más profundo repudio a las infamantes declaraciones del reciente diputado electo de la derecha venezolana, Henry Ramos Allup, que desacreditan la dignidad profesional de las compañeras y compañeros que laboran en la Televisora de la Asamblea Nacional (ANTV). Las trabajadoras y trabajadores de ANTV son ciudadanas y ciudadanos que realizan su trabajo con profesionalismo, honestidad, compromiso social y al servicio del país, y merecen ser respetados y valorados por quienes dentro de unos días asumirán como representantes ante el Poder Legislativo.

Como demócratas, revolucionarios, ciudadanas y ciudadanos de la patria de Bolívar y Chávez, y como lo manifestó el presidente Constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros, respetamos plenamente la voluntad democrática expresada el 6 de diciembre; pero, de la misma forma, alertamos al pueblo acerca de una actitud que evidencia, más allá del lenguaje, una vocación excluyente y de inaceptable revanchismo, una actitud peligrosa y profundamente antidemocrática.

Así como les ha sido reconocido su legítimo triunfo, exhortamos a quienes dirigirán la Asamblea Nacional en este nuevo período, a respetar al pueblo venezolano, sus instituciones, sus trabajadoras y trabajadores, y a mantenerse en un tono de diálogo y de debate democrático. El pueblo venezolano no aceptará que sus conquistas y avances sociales sean barridos por mandatos de la oligarquía o por algunos de sus mandaderos, hoy convertidos en representantes temporales ante el Poder Legislativo. Esperamos que el señor Ramos Allup tome nota de esta decisión inquebrantable de nuestro pueblo y corrija su lamentable actitud, indigna de un representante electo por el voto popular.