EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El presidente del Banco Central de la República Argentina, Federico Sturzenegger. / Foto: EFE

Titular del Banco Central argentino dice que la inflación baja «sin atajos»

14/12/2017 | 02:36 pm


BUENOS AIRES.- El presidente del Banco Central argentino, Federico Sturzenegger reivindicó hoy la política monetaria que aplica, afirmó que la inflación está «bajando sin apelar a los falsos atajos del pasado» y aseguro que su país se encamina a tener una evolución de precios «normal».

En un comunicado difundido al cumplir hoy dos años al frente de la autoridad monetaria, Sturzenegger afirmó que «el proceso de desinflación está muy consolidado» y que «la inflación en Argentina está bajando sin apelar a los falsos atajos del pasado: sin recurrir al atraso de tarifas, con tipo de cambio y precios libres».

Precisó que la inflación núcleo -aquella que no tiene en cuenta los productos y servicios cuyos valores dependen de la época del año o de factores externos a la política monetaria- está en torno al 21,2 % interanual.

Destacó además que las expectativas de inflación para el año que viene son las más bajas desde 2009, aunque admitió que no se ubican dentro de las metas del propio Banco Central, de 10 %, con un rango de dos puntos por encima o por debajo de ese objetivo.

«Todo este proceso se ha producido gracias a una política monetaria que durante 2017 fue aumentando su sesgo restrictivo. Ver entonces que la inflación núcleo quebró los valores que había sostenido por un año es una enorme satisfacción para el Banco Central», dijo.

Asimismo, aseveró que Argentina va «hacia una inflación de país normal», que hoy en el mundo es del 2 %.

Sturzenegger dijo que «una inflación del 10 % no existe casi en ningún lado».

«Cuando en cuatro o cinco años miremos hacia atrás y veamos el camino recorrido, cuando Argentina esté probablemente debatiendo si debiera pasar del objetivo de inflación del 5 % anual que nos hemos fijado, a uno más normal del 2 % anual, veremos con algo de asombro aquel momento en que convivíamos con inflaciones inusitadas y que nos parecían tan difíciles de vencer», sostuvo.

EFE