EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto: Archivo

Supremo de Brasil vetó la financiación de partidos políticos por empresas

En opinión de los magistrados, la posibilidad de que empresas privadas financien la política fue uno de los factores que propició la red de corrupción que se enquistó en la estatal Petrobras

17/09/2015 | 05:01 pm


BRASILIA.- El Tribunal Supremo de Brasil vetó hoy la financiación de campañas electorales por parte de las empresas privadas, una práctica común y hasta ahora legal en el país y que la corte entendió que, en parte, facilitó las corruptelas en la petrolera estatal Petrobras.

Los jueces adoptaron, por ocho votos a favor y tres en contra una decisión que declara inconstitucionales las donaciones de empresas privadas para campañas electorales, permitidas y reguladas desde 1995 y mantenidas en una reforma de ley aprobada hace pocos días por el Congreso, que aún no ha sido sancionada por la presidenta Dilma Rousseff.

La mayoría de los jueces consideró que, como dijo el magistrado Luiz Fux, instructor del caso, al permitirse la financiación de partidos y sus campañas electorales por parte de empresas privadas, «el poder económico acaba capturando al poder político».

En su decisión, la alta corte señaló que esta sentencia no se puede aplicar en forma retroactiva a procesos electorales ya realizados y aclaró que deberá comenzar a aplicarse a partir de las elecciones municipales que se celebrarán en octubre del año próximo.

La demanda fue presentada por el Colegio de Abogados y tramitaba en la Corte Suprema desde 2013, por lo que la decisión se limita a un artículo sobre el asunto de la ley que está en vigor hasta hoy y que las Cámaras sustituyeron con una reforma aprobada la semana pasada, aunque sin alterar lo relativo a la financiación.

EFE