EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El director del Museo de Historia Moderna, Luis Alonso Sordo, posa hoy, jueves 25 de mayo de 2017, junto a un trozo del Muro de Berlín/EFE

Subastan en México un fragmento del Muro de Berlín para preservarlo

26/05/2017 | 06:34 am


MÉXICO.- La subasta de un fragmento de tres toneladas del Muro de Berlín tiene como objetivo preservarlo para las nuevas generaciones de jóvenes mexicanos, afirmó hoy Luis Alonso Sordo Noriega, quien en 1990 lo trajo a México.

Dueño del Museo de Historia Moderna, donde el fragmento del muro fue exhibido durante diez años, Sordo señaló a Efe que no le importa ni el nombre del comprador ni el destino del monolito en tanto pueda ser «respetado y admirado».

Sordo se hizo con el trozo de muro el 25 de junio de 1990, lo embarcó en Hamburgo (Alemania) el 14 de julio y llegó a Tuxpan (México) el 31 del mismo mes y el 7 de agosto estaba ya en la capital mexicana.

El fragmento es un recuerdo de «la reunificación de dos países» tanto como de «la mudanza política de las naciones de Europa que estaban detrás de la llamada cortina de hierro», apuntó.

Ahora, este monolito «pasará a otras manos, pero a manos de coleccionistas, de amantes de los objetos que son vestigios de la historia», apuntó Sordo.

El trozo de hormigón armado y con medidas de 3,6 x 1,25 y 2,10 metros saldrá a la puja en la subasta de este sábado en la Casa Mortono, que incluye parte de la colección del recinto privado propiedad de Sordo.

El catálogo de la subasta «Colección Museo de Historia Moderna. Memorias de Europa del Este, Siglo XX» ha establecido un precio de salida entre 850.000 y 900.000 pesos mexicanos (45.871 a 48.569 dólares) para esa parte del muro.

EFE