EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Empleados brasileños realizan manifestación organizada por la Central Única de Trabajadores (CUT), el mayor gremio sindical de Brasil, para pedir mejores salarios

Sindicalistas brasileños protestan por mejores salarios y por la democracia

Además de las reivindicaciones salariales, el llamado «Acto Unificado» de la CUT salió en defensa del Gobierno de la presidenta Rousseff

15/09/2015 | 03:53 pm


SAO PAULO.-Centenas de sindicalistas brasileños, en su mayoría trabajadores de la industria automotriz, bloquearon hoy parcialmente la céntrica Avenida Paulista, en Sao Paulo, en demanda de unas mejores condiciones salariales y en apoyo a la democracia del país.

La concentración convocada por la Central Única de los Trabajadores (CUT), el principal gremio sindical brasileño y vinculado históricamente al gobernante Partido de los Trabajadores (PT), tuvo lugar frente a la sede de la Federación de las Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), la mayor patronal del país.

Los trabajadores piden que el reajuste obligatorio de salarios sea con base en la inflación, que debe terminar este año con un índice superior al 9,0 %, el doble de la meta oficial y por encima del techo máximo del 6,5 % tolerado por el Ejecutivo de la presidenta Dilma Rousseff.

En este semestre, apuntó la CUT, más de 1,8 millones de trabajadores en el país deberían beneficiarse de ese reajuste salarial y una tercera parte de ellos son obreros metalúrgicos de la industria automotriz, una de las más afectadas por los problemas económicos del país.

El sector automotor redujo en agosto su número de empleados en el comparativo interanual en un 9,8 %, hasta los 134.312, un reflejo de la situación económica del país, que, según cifras oficiales, se contraerá este año un 1,49 %, después de un crecimiento nimio del 0,1 % en 2014, según datos de la patronal Anfavea.

En un escenario de recesión técnica e inflación al alza, que afecta la capacidad de consumo de los brasileños, la industria automotriz ha adoptado medidas para reducir su producción, mediante la disminución de la jornada laboral, la paralización de la fabricación durante semanas y hasta despidos masivos en algunas fábricas.

Los dirigentes sindicales anunciaron este martes que se realizarán, en lo que resta del semestre, otras manifestaciones en diferentes ciudades por las mismas causas laborales y por otras reivindicaciones de la sociedad.

EFE