EN VIVO DEPORTES



Cortesía - EFE

Sevilla se da un festín con el Levante

23/09/2018 | 10:12 am


VALENCIA.- El Sevilla se dio un festín goleador en su visita al Ciutat de València con una histórica goleada por 2-6 a un irreconocible Levante que ya llegó al descanso fuera del partido con un claro 1-4 y que careció de respuesta ante un rival infalible en ataque.

Nunca antes había recibido seis goles en casa el Levante en Primera y realmente, por juego, no mereció tanto castigo el equipo local en la primera parte ante un Sevilla que se mostró letal en la pegada si bien contó con la ayuda de los fallos del meta levantinista, Oier.

Fue el Levante el que se hizo con la iniciativa del juego en el arranque del choque, con un Sevilla bien posicionado en defensa frenando las acometidas de los locales, especialmente activos por mediación de Morales, Roger y Borja Mayoral.

El equipo valenciano desaprovechó a los nueve minutos una doble ocasión de gol para abrir el marcador, primero con un cabezazo a bocajarro de Roger cuyo rechace llegó a Bardhi, que desde fuera del área envió el balón fuera pero rozando el poste.

Sin embargo poco después, el Sevilla aprovechó la primera ocasión clara de la que dispuso. Sarabia entró en el área, centró raso del y Ben Yedder batió a Oier a los once minutos de partido.

El partido cambió de guión y, sin un dominador claro, ambos equipos buscaron la meta contraria, aunque sería de nuevo el Sevilla el que encontró premio para adelantarse de nuevo en el marcador en el minuto 20 tras una falta que sacó Banega y que Carriço remató de cabeza.

La claridad del marcador y el fuerte calor reinante convirtieron los 30 minutos restantes en un suplicio para los jugadores, especialmente para los del Levante, y fueron dos motivos suficientes para que las gradas del Ciutat de València fueran perdiendo aficionados paulatinamente.

Con el calor apretando, el último cuarto de hora se disputó con un ritmo muy bajo y con el evidente deseo de los dos equipos de que llegase cuanto antes el final del partido, en el caso del Levante para acabar con el martirio que suponía el 1-6 en el marcador y en el del Sevilla por tener el objetivo más que cumplido con una goleada histórica.

EFE