EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El director ruso Kirill Serébrennikov, cortesía

Serébrennikov reina en ausencia en Cannes con un alegato por la libertad

10/05/2018 | 07:04 am


CANNES.- Cannes recibió con una fuerte ovación el filme «Leto» («El verano»), un alegato por la libertad con el que el ausente director ruso Kirill Serébrennikov protagonizó la jornada de este jueves del festival.

Al contar la historia de los inicios de una leyenda rusa del rock como Víktor Tsoi en los años de la «perestroika» (reestructuración), Serébrennikov traza un retrato de la lucha por la libertad y contra la censura de uno grupo de jóvenes que solo quieren parecerse a sus ídolos, como David Bowie, Sex Pistols o Velvet Underground.

Y aunque la intención del equipo cuando se inició el rodaje era hacer una película histórica, uno de los productores, Ilya Stewart, reconoció en rueda de prensa que «todo lo que hace Kirill Serébrennikov tiene relación con la época actual, ya sea en cine o teatro».

Tras acabar de montar el filme en su casa, donde cumple arresto domiciliario por un caso de malversación de fondos públicos, el director de cine y teatro ni siquiera ha podido comunicarse con su equipo antes de enviar la cinta para su proyección en Cannes, donde compite por la Palma de Oro.

Stewart explicó en una rueda de prensa en la que dejaron una silla vacía para Serébrennikov, que el cineasta acabó todo el trabajo en su casa a mediados de febrero y sin comunicación alguna con el mundo exterior.

Detenido en agosto de 2017, el arresto domiciliario debería haber acabado el pasado 19 de abril, lo que le habría permitido viajar a Cannes, pero la Justicia decidió prolongarlo hasta el próximo 19 de julio.

Una decisión sobre la que el presidente ruso, Vladímir Putin, se limitó a decir que la Justicia en su país es independiente, recordó Stewart.

El productor afirmó con rotundidad que la acusación que pesa contra Serébrennikov es «completamente ridícula y sin ningún fundamento» y resaltó que trabajan con él desde hace años, que es su amigo, le conocen y saben que no es culpable.

«Vivimos en un mundo muy complejo», señaló el productor, que no quiso ahondar más en la detención de Serébrennikov y agregó que lo que ocurre en Rusia es «parecido a lo que pasa en otros países».

Mientras que los actores, que en la proyección de gala de la película portaron un cartel con el nombre de Kirill Serébrennikov durante su desfile por la alfombra roja de Cannes, mostraron su apoyo al director pero no quisieron entrar en cuestiones políticas.

EFE