EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La presidenta brasileña, Dilma Rousseff (d), y el ministro jefe de la Casa Vivil, Jaques Wagner (i), observan hoy, 11 de mayo de 2016, los preparativos para un acto ante su posible salida mañana del Palacio del Planalto en Brasilia.

Senado empezó a configurar una mayoría favorable a procesar a Rousseff

11/05/2016 | 05:59 pm


BRASILIA.- La votación que se desarrolla en el Senado brasileño para decidir si la presidenta Dilma Rousseff será sometida a un juicio político ha comenzado a configurar una clara mayoría favorable al proceso, aunque aún distante de ser definitiva.

Cuando se habían cumplido las primeras ocho horas de una sesión que deberá extenderse hasta la madrugada de este jueves, 18 de los 22 senadores que han ocupado la tribuna declararon su inclinación a aprobar el juicio político, que suspendería a Rousseff del cargo durante los 180 días que puede durar el proceso.

En contra del llamado «impeachment» solamente se han pronunciado cuatro oradores, pero el resultado que se insinúa aún no puede ser considerado definitivo, pues el pleno del Senado tiene 81 miembros y es necesaria una mayoría simple de 41 votos para aprobar el proceso.

Si así fuera, Rousseff sería separada del cargo durante los 180 días que puede durar el juicio político y su lugar sería ocupado por el vicepresidente Michel Temer, quien debería completar el mandato que concluye el 1 de enero de 2019 en caso de su destitución.

Los únicos senadores que hablaron contra el proceso fueron Angela Portela, Jorge Viana y Fátima Bezerra, todos del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), y Telmário Mota, del Partido Democrático Laborista (PDT), una de las pocas formaciones que permanecen en la menguada base política de Rousseff.

En sus discursos, insistieron en la tesis de que en Brasil está en marcha un «golpe contra la democracia», a pesar de que hoy mismo la Corte Suprema, en su carácter de tribunal constitucional, avaló el desarrollo del proceso al negar un último recurso intentado por la Abogacía General del Estado, que defiende a Rousseff.

La demanda exigía la «nulidad» de todo el proceso y alegaba para ello supuestos «vicios» detectados desde el propio inicio, pero fue negada por el magistrado Teori Zavascki, uno de los once miembros del tribunal.

AP