EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez

Sánchez busca en regionales y municipales españolas aumentar poder territorial

25/05/2019 | 08:43 am


MADRID.- El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, busca aumentar el poder territorial del Partido Socialista en las elecciones regionales y municipales de mañana tras la victoria en las legislativas del mes pasado.

España celebra mañana también elecciones europeas, en las que Sánchez aspira a que el PSOE sea la formación socialdemócrata más importante en el Parlamento Europeo, lo que aumentaría el peso político de España, y el suyo personal, en la UE.

Hoy, jornada de reflexión, la campaña está prohibida y los líderes y candidatos optaron por el descanso, paseos y actividades de ocio, a la espera del veredicto popular de mañana.

Estas triples elecciones llegan solo cuatro semanas después de las parlamentarias del 28 de abril, en las que los socialistas fueron claros ganadores, aunque sin mayoría absoluta, y el conservador Partido Popular (PP, tradicional referencia del centroderecha) cayó al peor resultado de su historia.

Los analistas prevén que el PSOE se puede beneficiar del efecto «luna de miel» tras su victoria de abril, de forma que ser el partido más votado y con la aureola de vencedor le ayude a volver a salir triunfante.

Pero el grado de victoria puede depender mucho del nivel de participación, ya que en abril Sánchez se benefició de la elevada movilización (del 75,75 %) gracias a sus llamamientos contra una posible unión del PP con los liberales de Ciudadanos (C’s) y la extrema derecha de Vox.

Ahora, tras meses de campaña y precampaña permanente que han agotado a los ciudadanos y con la fiebre de las elecciones legislativas ya pasadas, la previsión es que la participación baje y la cuestión es a quién puede beneficiar o perjudicar.

Mañana se renuevan los parlamentos en 12 de las 17 regiones españolas, y los socialistas aspiran a ser los más votados en diez de ellas, aunque la formación de mayorías de gobierno dependerá de los resultados de los demás partidos.

Y es que los socialistas podrían encontrarse con que PP, C’s y Vox acuerden nuevos pactos, como ya hicieron en diciembre pasado en Andalucía, la región más extensa y poblada de España, y hasta entonces un feudo inexpugnable del PSOE.

Además, hay que sumar la presencia en estos comicios de partidos regionalistas importantes en algunas comunidades, como en Canarias, Cantabria y Navarra.

Mañana también están en juego los alcaldes de los 8.131 municipios del país, pero 5.002 de ellos tienen mil vecinos o menos, y la importancia real a nivel político está en las 63 ciudades de más de 100.000 habitantes.

Las encuestas apuntan a que el PSOE sería la formación más votada en la mayoría de las grandes urbes ( Valencia, Zaragoza, Sevilla o Málaga), mientras que en Madrid podrían contribuir a un gobierno de izquierdas.

En Barcelona, la segunda ciudad del país, la alcaldía se juega entre el independentista Ernest Maragall y la actual titular, la activista ciudadana Ada Colau, pero los socialistas posiblemente podrán decantar la balanza.

En todos los casos, regiones y grandes ciudades, las encuestas de opinión coinciden en que las mayorías de gobierno dependerán de la formación de bloques de izquierda o derecha, para los que se prevén mayorías mínimas que en muchos casos.

Por ello, Sánchez ha insistido repetidamente en la campaña en pedir el apoyo popular para rematar la victoria de abril y no dejar «la faena a medias», mientras que la oposición de centro-derecha alerta de la necesidad de frenar «al sanchismo».

España también elegirá mañana a 54 de los 751 miembros del Parlamento Europeo. Aquí, las encuestas coinciden en que el PSOE ganaría con en torno al 29 % de los votos y unos 17 diputados, frente al 19 % y 11 representantes del PP, que quedaría en segundo lugar.

Ante el declive de los partidos socialistas o socialdemócratas en países como Francia o Alemania, el PSOE español podría ser el más importante de esa familia política en la UE, lo que inevitablemente daría más altura internacional a Sánchez.

Eso «va a servir para que el Gobierno español pueda querer tener un mayor peso en las políticas de la UE, pero también en la designación de cargos» españoles de alto nivel «en el Parlamento y la Comisión» europeos, explicó a Efe el politólogo Roberto Rodríguez, de la Universidad Pontificia de Comillas.

En el lado opuesto, Pablo Casado, presidente del PP desde julio de 2018, podría estar jugándose su corto liderazgo si no mejora los malos resultados obtenidos hace cuatro semanas por el partido que gobernó el país entre 2011 y 2018 y que tenía el mayor grupo parlamentario hasta abril.

Celebrar estas tres elecciones en un mismo día, algo que ocurre cada veinte años, supone un reto logístico que ha requerido «un importantísimo esfuerzo» organizativo, según dijo este sábado en rueda de prensa el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

Más complicación añaden algunas peculiaridades regionales o locales (en algunos lugares se votan también organismos comarcales o insulares). Por ejemplo, en las islas Canarias (Atlántico) los ciudadanos tendrán que depositar papeletas en cinco urnas.

Con tantas papeletas emitidas, se prevé que el recuento se alargará hasta la madrugada del lunes. Un final de resaca para la fiesta de la democracia.

EFE/SPLL

Especiales

Especiales