EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Novichok

Rusia continuó el programa de desarrollo del agente tóxico Novichok

24/10/2020 | 06:45 am


MOSCÚ.- Rusia continuó más allá de 2017, cuando anunció la destrucción de la última partida de armas químicas, su programa de desarrollo del agente tóxico Novichok, con el que fueron envenenados el exagente ruso Serguéi Skripal y el líder opositor Alexéi Navalni, según una investigación periodística.

A lo largo de un año de investigación, el medio digital Bellingcat y sus socios The Insider y Der Spiegel, con la colaboración de Radio Free Europe, han «descubierto pruebas de que Rusia «continuó su programa de desarrollo de Novichok mucho más allá de la fecha de cierre oficialmente anunciada», según indican en su información.

Rusia siempre ha negado cualquier implicación en el envenenamiento de Skripal y de su hija Yulia en el sur de Inglaterra en 2018, así como en el de Navalni en agosto pasado. También ha afirmado no tener un programa de Novichok.

De acuerdo con la investigación, científicos militares que estaban involucrados en el programa de armas químicas original mientras éste estaba siendo gestionado aún por el Ministerio de Defensa, «fueron repartidos en diferentes institutos científicos que continuaron colaborando» entre ellos en «un programa clandestino».

Algunas de estas instituciones fueron integrados en el Ministerio de Defensa, «pero camuflaron su trabajo como investigación sobre antídotos para el envenenamiento por organofosforados, otros investigadores se trasladaron a la investigación civil pero pueden haber seguido trabajando (…) en el programa», afirma Bellingcat.

Venenos del grupo Novichok pertenecen a la familia de inhibidores de la acetilcolinesterasa organofosforados.

«Nuestro equipo de investigación cree que el Instituto de San Petersburgo para la Medicina Militar Experimental del Ministerio de Defensa (GNII VM), probablemente con la ayuda de científicos del Centro Científico Signa (SC Signal), asumió a partir de 2010 el papel principal en la investigación y el desarrollo continuado» del programa Novichok de la era soviética, señala Bellingcat.

La investigación se basa fundamentalmente en la identificación de pruebas que «muestran una estrecha coordinación entre estos dos institutos y una subunidad secreta de la Unidad Militar 29155 de la inteligencia militar de Rusia, el GRU», explica el portal.

Esta unidad ha sido relacionada previamente con los intentos de envenenamiento del fabricante de armas búlgaro Emiliyan Gebrev en Bulgaria en 2015, así como de los Skripal en Salisbury en 2018.

«Los datos de telecomunicaciones que obtuvimos muestran que el instituto de San Petersburgo se comunicó intensamente con los miembros del equipo de asesinato durante la etapa de planificación de la misión Skripal, mientras que también se comunicaba en momentos altamente correlacionados con científicos de SC Signal», sostiene la investigación de Bellingcat, Der Spiegel y The Insider.

Los dos institutos de investigación también colaborarían con el Instituto Central Experimental para Investigación Científica número 33 del Ministerio de Defensa, que estaba «originalmente implicado en la investigación y las pruebas del programa de armas químicas ruso».

Asimismo, según la investigación, estos dos centros habrían estado en «frecuente contacto», incluido durante la planificación de la operación Skripal, con el Instituto Científico sobre Química y Tecnología Orgánica (GosNIIOHT), la agencia que estaba supervisando la destrucción del arsenal ruso de agentes tóxicos.

EFE

Radio Escuela

Videoteca

Playlist Mega

Zona Éxitos