EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (foto EFE)

Rousseff en su último discurso en Planalto: Se cometió un golpe

12/05/2016 | 10:27 am


La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, dio su último discurso desde el palacio de Planalto donde aseguró que hoy se culpó a una persona inocente, por un «crimen que no cometió, no es impeachment, es un golpe«.

Calificó el proceso de apertura de juicio político en su contra aprobado hoy en el Senado como fraudulento y dijo que se gestó un ambiente propicio para un golpe de Estado.

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)

Rousseff agregó que la suspensión de su cargo es «la más grande de las brutalidades» que se haya podido cometer contra un ser humano: «castigarlo por un crimen que no cometió».

Insistió que no ha incurrido en delitos, ni tiene cuentas secretas en el extranjero.

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff (c), suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff (c), suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)

Apuntó que el «golpe»no tiene sólo el objetivo de destituirla, sino impedir la continuación de sus programas sociales de gobierno que fueron aprobados por los 54 millones de brasileños que la llevaron al poder.

Afirmó que en el juicio político al que será sometida no estará en juego su mandato, sino el «futuro» del propio país.

Arropada por quienes fueron sus ministros y colaboradores, Rousseff hizo un pronunciamiento en el Palacio presidencial de Planalto tras ser notificada de su suspensión.

Hora trágica

«Estamos viviendo una hora trágica», le dijo Rousseff a sus seguidores que la esperaban a las afueras del palacio presidencial. «La joven democracia brasileña está siendo víctima de un golpe».

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva saluda a los ciudadanos mientras acompaña a la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, tras abandonar el Palacio de Planato (foto EFE)

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva saluda a los ciudadanos mientras acompaña a la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, tras abandonar el Palacio de Planato (foto EFE)

Acompañada del expresidente, Lula Da Silva, reiteró que es «blanco de una enorme injusticia, víctima de una enorme injusticia, aquellos que no consiguieron llegar al gobierno a través del voto directo del pueblo, aquellos que perdieron las elecciones, ahora tratan por la fuerza de llegar al poder, y este golpe está basado en los motivos más injustificables».

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, es vista tras abandonar el Palacio de Planato, la sede del Gobierno brasileño (foto EFE)

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, es vista tras abandonar el Palacio de Planato, la sede del Gobierno brasileño (foto EFE)

Rousseff arremetió contra el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha. «La persona que le dio inicio a este golpe lo hizo por venganza, porque nos negamos a darle los votos en la comisión de ética para que lo absolvieran».

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, saluda a los ciudadanos tras abandonar el Palacio de Planato, la sede del Gobierno brasileño (EFE)

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, saluda a los ciudadanos tras abandonar el Palacio de Planato, la sede del Gobierno brasileño (EFE)

«Lo que está en juego en este golpe es la democracia y nuestra Constitución», sentenció Rousseff mientras cientos de personas manifestaban su apoyo a la mandataria.

Afirmó que durante su vida política pudo haber cometido errores, pero no crímenes. En lo personal dijo que le ha tocado vivir la dictadura y el cáncer, pero que hoy le duele mucho la injusticia que se comete en su contra.

 La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)

Admitió que se trata de un «momento muy triste de mi vida», y agradeció a los movimientos sociales que han manifestado apoyo a su gestión, «a todos aquellos que estuvieron del lado correcto de la historia».

Unión Radio/EFE

El día de Rousseff

  • La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, suspendida de su cargo por el Senado, habla acompañada por miembros de su gobierno hoy, jueves 12 de mayo de 2016, luego de abandonar el Palacio de Planato (EFE)