EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Rousseff intenta su último recurso contra el «impeachment»

10/05/2016 | 03:20 pm


BRASILIA.-La Abogacía General del Estado, que defiende a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, exigió hoy a la Corte Suprema la «nulidad» del proceso que mañana puede suspenderla del cargo durante 180 días y llevar luego a su destitución.

La demanda, presentada en vísperas de que el Senado defina el futuro de Rousseff, fue dirigida al Supremo por el abogado general José Eduardo Cardozo y reitera los argumentos que la defensa ha esgrimido sin ningún éxito durante los últimos meses.

Uno de los principales apunta a un presunto «desvío de finalidad» cometido en diciembre pasado por el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, un declarado adversario de Rousseff que aceptó a trámite las denuncias contra la mandataria.

Según la Abogacía General, Cunha actuó por «venganza» debido a que el oficialismo le negó los votos necesarios para impedir que avanzara un proceso interno de la Cámara de Diputados que pudiera costarle el mandato por alegada corrupción.

El documento entregado a la Corte Suprema denuncia esa «inmoral conducta» y sostiene que ese hecho le confiere a todo el proceso una «nulidad de inicio» que pide que sea reconocida por el tribunal.

Entre otros vicios, la demanda cita que muchos de los diputados que aceptaron las denuncias contra Rousseff habían manifestado su posición antes de la votación, lo que no podrían haber hecho pues actuaban como jueces y no como parlamentarios.

También protesta por el hecho de que, una vez que el trámite llegó al Senado y fue analizado por una comisión especial, no se le permitió a la defensa exponer su posición después de que fuera presentado el informe final, que recomendó procesar a Rousseff.

EFE