EN VIVO DEPORTES



Foto: EFE

#Qatar2022: Marruecos apagó la llama de Bélgica

27/11/2022 | 11:23 am


DOHA.- Un gol de Abdelhamid Sabiri en el minuto 73, de falta directa aprovechando un fallo de Thibaut Courtois, y la sentencia de Zakaria Aboukhlal en el segundo minuto de tiempo extra, le dieron la victoria a Marruecos (0-2) frente a Bélgica, en el segundo partido del Grupo F del Mundial de Catar 2022.

El partido arrancó marcado por la ausencia e Bono. El portero del Sevilla figuraba como parte del once inicial, formó junto a sus compañeros para el himno marroquí y tras esto fue sustituido por Munir; sin que haya trascendido por el momento el motivo de manera oficial.

Dijo Roberto Martínez que Courtois era el mejor portero del mundo. Fue decisivo contra Canadá y a eso se agarró Bélgica para sobrevivir, pero en un partido con menos fisuras a nivel global, fue precisamente Courtois el que falló.

Disparo de falta directo, desde el lateral, de Abdelhamid Sabiri buscando el primer palo del guardameta belga, quien dio un paso adelante esperando el centro y eso le condenó. Además, Saiss volvió a aparecer para incomodar, partiendo de posición legal, y el 0-1 sí se mantuvo en el marcador.

Por si le hacía falta algo a la numerosa afición marroquí, los últimos minutos los disfrutó como si acogiera ella la Copa del Mundo. Bélgica intentó conseguir un empate más a trompicones que con ideas claras. Romelu Lukaku debutó en el Mundial, con diez minutos para ver si cazaba alguna dentro del área, pero ni rozó una ocasión.

Sí lo hizo Zakaria Aboukhlal, ya con Bélgica volcada, en el minuto 92. Pase atrás de Ziyech y el delantero del Toulouse superó a Courtois con una definición perfecta. Disparo alto pegado a un palo.

Un resultado que deja a Marruecos con cuatro puntos en el Grupo F, a Bélgica con tres, ambas a la espera de lo que ocurra en el Croacia-Canadá para hacer sus cábalas en busca de los octavos de final, pero lo que sí es seguro es que la tercera clasificada en Rusia 2018 vivirá tres días de más críticas aún hasta el encuentro que definirá su futuro en Qatar 2022.

EFE