EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El presidente ruso, Vladímir Putin/Foto: EFE

Putin promete igualar el salario mínimo al índice mínimo de subsistencia

10/01/2018 | 10:55 am


MOSCÚ.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, prometió este miércoles igualar este año el salario mínimo interprofesional con el índice mínimo de subsistencia, definido como la cantidad dineraria mínima que necesita un ciudadano para cubrir todas sus necesidades vitales, en una medida de claro tinte electoralista.

El jefe del Kremlin, que se postula a la reelección en los comicios presidenciales del próximo 18 de marzo, anunció la medida en un encuentro con los trabajadores de una fábrica de vagones en la región de Tver. «La dinámica positiva de la economía rusa se mantiene: tenemos un déficit público menor del previsto y las reservas de divisas crecen. La economía de Rusia está en alza  y tenemos la oportunidad de igualar el salario mínimo con el índice mínimo de subsistencia a partir del 1 de mayo de este año», dijo Putin.

La medida afectará al menos a cuatro millones de personas, entre ellos trabajadores y funcionarios públicos, y jubilados. En la actualidad, el salario mínimo interprofesional en Rusia es de 9.489 rublos (167 dólares al cambio de hoy), mientras que el índice mínimo de subsistencia está cifrado por las autoridades rusas en 11.163 rublos (196 dólares). El Gobierno ruso reconoció hace dos semanas que al menos 20 millones de rusos, en torno al 13 % de la población (144 millones), viven por debajo del umbral de la pobreza.

Putin, que ha admitido que el aumento del número de pobres es «alarmante», destacó que la economía rusa ya superó la recesión y que «tanto los actores económicos como los ciudadanos sentirán gradualmente los factores positivos que observamos en la economía». Según fuentes oficiales, casi 8 millones de rusos pueden ser declarados en quiebra debido a las deudas o a los impagos de créditos.

El mayor problema para muchas familias rusas es la pérdida de poder adquisitivo debido a la devaluación del rublo, que ha perdido más de la mitad de su valor frente al euro y el dólar desde finales de 2014, y al aumento del coste de la cesta de la compra debido a las sanciones contra los productos perecederos occidentales.

EFE