EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Cortesía

Protestas en el noreste de RDC tras ser excluidos de las elecciones

27/12/2018 | 07:06 am


Kinshasa, – Decenas de personas protestan hoy en las calles de dos ciudades principales del noreste de República Democrática del Congo (RDC), Beni y Goma, contra la decisión de la Comisión Electoral (CENI) de excluir a 1,2 millones de votantes de esta zona y del oeste del país de las elecciones del domingo.

La actividad comercial está paralizada en la ciudad de Beni, una de las dos junto a Butembo en la provincia de Kivu del Norte (noreste) donde la CENI pospuso ayer las elecciones por el brote de ébola al que se enfrentan.

«No hay actividades y los jóvenes están ahora mismo en una avenida principal (…). La situación es confusa. La gente protesta por sus derechos civiles y políticos», dijo a Efe el presidente de la sociedad civil de Beni, Kizito Hangi.

Varias decenas de personas, organizadas por la sociedad civil y el grupo activista de Lutte pour le Changement (LUCHA), protestan en las calles contra esta decisión.

Los protestantes quemaron neumáticos y realizaron barricadas, mientras que la Policía y el Ejército intervinieron para dispersar las protestas con munición real y gas lacrimógeno.

Las protestas son la respuesta a la resolución tomada por la CENI ayer de aplazar los comicios hasta marzo de 2019 en las circunscripciones de Beni y Butembo por la epidemia de ébola que ha dejado 356 muertes, y en la localidad de Yumbi (oeste) por los choques étnicos registrados a mediados de este mes, donde murieron cerca de medio centenar de personas.

Un organismo de la sociedad civil de Kivu del Norte juzgó hoy esta decisión de política y discriminatoria.

«La coordinación provincial de la sociedad civil recuerda que a pesar de estos contratiempos (el ébola y la inseguridad), las carreras, los cultos, los partidos, las reuniones, las marchas se han seguido haciendo», dicen en un comunicado donde tachan de excusas los argumentos esgrimidos por la CENI.

Por su parte, el principal partido de la oposición pacífica, la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), que ayer aceptó la decisión de la CENI, juzga hoy de maniobra esta resolución.

«Es una maniobra del presidente de la CENI, Corneille Nangaa, para eternizar a (presidente Joseph) Kabila en el poder», dijo el portavoz del partido del candidato Félix Tshisekedi, Augustin Kabuya, en conversación telefónica con Efe.

La decisión de ayer fue un nuevo revés para la imagen de estas elecciones, que vienen posponiéndose desde 2016 y deberían suponer el primer traspaso de poderes pacífico de la historia del país más grande de África Subsahariana.

Kabila -quien sucedió en el poder a su padre, Laurent-Désiré Kabila, tras su asesinato en 2001- ha agotado su mandato y tiene constitucionalmente prohibido presentarse para acumular un tercer periodo consecutivo.

Como motivo de los aplazamientos, la CENI venía argumentando imposibilidad técnica de llevar a término los comicios.

El último retraso, de hecho, se había anunciado la semana pasada, tras el incendio en un almacén de material electoral, ya que en realidad la votación del 30 estaba prevista para el 23 de diciembre.

Desde 2016, la oposición venía clamando contra lo que considera una estrategia de Kabila para prolongar su estancia en el poder, pero aceptó este retraso final bajo la condición de que el 30 fuera la «línea roja» para, por fin, ir a las urnas.

EFE

Radio Escuela

Videoteca

Playlist Mega

Zona Éxitos